Martes, 15 de Enero de 2008

Arco, con Brasil como país invitado, se presenta en casa de Norman Foster

EFE ·15/01/2008 - 20:43h

EFE - La directora de ARCO, Lourdes Fernández, acompañada de uno de los comisarios, el brasileño Moacir dos Anjos, durante la presentación de la feria en Madrid el pasado día 10.

La directora de Arco, Lourdes Fernández, presenta este miércoles en la residencia londinense del famoso arquitecto británico Norman Foster la edición 2008 feria de arte madrileña, que este año tiene a Brasil como país invitado.

"Nos importa mucho el mundo anglosajón, y hay un interés creciente por el arte latinoamericano en general", señaló Fernández a EFE para explicar tanto la elección de Brasil como la presentación de Arco en el domicilio de Foster, casado con la psicóloga y hoy editora de lujosos libros de arte Elena Ochoa.

"Fue una propuesta de Elena Foster, que es muy generosa y con la que hemos hablado de realizar muchos proyectos artísticos juntos", dijo Fernández.

Agregó que a la fiesta se ha invitado a la prensa británica e internacional, así como a numerosas galerías londinenses, al comité de selección y a algún veterano galerista como el austríaco Thaddaeus Ropac, quien dirigirá también unas palabras a los asistentes.

Fernández se mostró muy satisfecha con la evolución de la feria madrileña y dijo que este año hubo 600 solicitudes de galerías que querían estar presentes, de las que finalmente se seleccionaron 226 en el programa general, a las que se suman otras 290 escogidas en "los programas comisariados" por los propios comisarios.

"La demanda es muy buena, y espero que sea todo un éxito, entre otras cosas gracias a Brasil, "un país emergente con una creatividad a flor de piel capaz de atraer a coleccionistas y patronos de museos" de todo el mundo, "un país que para muchos, sin embargo -dijo- sigue siendo bastante desconocido".

Preguntada por la competencia que por lo que respecta al arte latinoamericano representa Art Basel Miami, la filial en esa ciudad de Florida de la más prestigiosa feria de arte del mundo, la suiza Art Basel, Fernández afirmó: "Nosotros somos Europa, que es un contexto muy distinto".

Basel Miami "no deja de ser una feria que pasa en América. Nosotros estamos en Europa, y tenemos a países como Italia, Alemania, el Reino Unido o Francia a una o dos horas en avión de Madrid como máximo", señaló.

Otra competencia que le ha salido a Arco es la feria Frieze, de Londres, pero esta última es mucho más pequeña - con alrededor de 140 galerías - y está especializada en arte de vanguardia mientras que la madrileña abarca mucho más, señaló Fernández, aunque tiene a su favor el hecho de que la capital británica sea hoy "un centro financiero mundial".

"A Arco vienen, por ejemplo, muchas más galerías latinoamericanas. El año pasado participaron catorce de Brasil y este año treinta como país invitado", dijo su directora, quien agregó que "Madrid es sobre todo una ciudad muy atractiva para todos los latinoamericanos".

"Es una cultura y un mercado muy distinto" del de Londres, señaló.

Lourdes Fernández se dijo consciente de las molestias que para algunos coleccionistas puede suponer la gran afluencia de público no comprador en Arco, algo que la distingue también de Frieze, pero dijo que para ello se han reservado, al igual que el año pasado, dos días para los visitantes especializados.

Al mismo tiempo, ese interés del público - 200.000 personas pasaron por Arco el año pasado - forma parte de su "idiosincrasia" y puede contribuir a "fomentar el coleccionismo" español, del que Fernández dijo que "va in crescendo" también entre los particulares.

"Ese público ha ido creciendo y tenemos que agradecerle el que apoyase (a Arco) en los años difíciles, en los que había en España poco coleccionismo", agregó.