Martes, 3 de Mayo de 2011

La vitrina de Bob Pop

·03/05/2011 - 09:16h

La primera dama francesa ha vuelto a abrir la boca y han subido las baguettes. En una entrevista concedida a Le Parisien, Carla asegura que se ha hecho ‘ultra–sarkozista’ –que a mí es una cosa que me da mucho miedo– y que considera que su marido es la mejor opción posible para gobernar Francia y sacarla de la crisis (a Francia, no a ella). Además de hacer campaña por Sarkozy y confesar que ha abandonado sus ideas progresistas, Bruni se atreve a reconocer que no se considera una actriz con talento y define su participación en la película de Woody Allen como "una experiencia fantástica". Sobre los rumores de embarazo, ni confirma ni desmiente, aunque su forma de evadir el asunto –"Me gustaría mucho hablar de eso, pero luego ocupa todo el espacio mediático e implica a otra gente, así que no voy a responder"– suena más a un sí que a un no. Mientras tanto, el matrimonio aprovecha el interés y se marca una precampaña electoral por el morro.


EFE - La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, impuso ayer la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo a la baronesa Carmen Thyssen-Bornemisza, en los actos oficiales del Día de la Comunidad. Otro gran momento para la alta cultura española en el cual también obtuvieron la distinción honoraria dos empresarios de la construcción: Florentino Pérez (ACS) y Juan Miguel Villar Mir (OHL), a la sazón marqués de Villar Mir. ¿Acaso hay una mejor manera de celebrar la conmemoración de un levantamiento popular tirando a reaccionario? Sinceramente, creo que es insuperable.


Por si no tuviéramos bastante con lo que tenemos, un nuevo documental, Unlawful Killing – producido por el padre de Lily Allen y que se presenta este año en Cannes– ofrece unas supuestas conversaciones telefónicas inéditas de Lady Di donde confiesa que los Windsor pretendían matarla –"No tengo tiempo para hobbies, bastante me cuesta seguir con vida"– y alimenta con nuevas pruebas la teoría de la conspiración. Apasionante.


Una galería neoyorquina acaba de inaugurar una exposición antológica con los primeros trabajos fotográficos de David Lachapelle, entre los que se encuentra este retrato de Andy Warhol –maestro y mentor de Lachapelle–, y que fue el último que le hicieron a Andy antes de morir.