Martes, 3 de Mayo de 2011

Detenidos cuatro presuntos asesinos del hijo del poeta mexicano Sicilia

EFE ·03/05/2011 - 08:25h

EFE - El director general de Comunicación Social de la Procuraduría General de la República mexicana (PGR), Ricardo Nájera. EFE/Archivo

Las autoridades mexicanas informaron ayer de que han sido detenidos cuatro presuntos responsables de las muertes del hijo del poeta Javier Sicilia, Juan Francisco, y seis jóvenes más el pasado 27 de marzo en el estado mexicano de Morelos.

En una rueda de prensa en Cuernavaca, capital de Morelos, el portavoz de la Fiscalía general, Ricardo Nájera, precisó que en esta investigación han sido detenidas ocho personas, pero que son cuatro las que están "vinculadas directamente con la privación ilegal de la libertad de las siete víctimas".

Dos de estos detenidos fueron capturados el domingo e identificados como Jesús Cárdenas Pérez, alias "El Manos", y César Arturo Galindo Pérez, "El Guasón".

Los otros dos vinculados con este crimen, Enrique Rudecindo Guzmán y Alberto Millán Ramos, fueron detenidos la semana pasada durante una investigación por robo de automóviles y al revisar sus huellas digitales se descubrió que éstas aparecían en el vehículo donde fueron abandonados los cadáveres de las siete víctimas, dijo una fuente oficial a Efe.

En la misma conferencia de prensa, a la que asistió el gobernador de Morelos, Marco Adame Castillo, el coordinador de Seguridad Regional de la Policía Federal, Luis Cárdenas Palomino, reveló que la primera persona detenida durante esta investigación fue utilizada por criminales para distraer a la policía.

Ese detenido, Rodrigo Elizalde Marón, alias "El Chemís", fue abandonado el pasado 15 de abril por criminales en el maletero de un automóvil "con el propósito de confundir a las autoridades".

"El Chemís" dio información que la defensa de las víctimas consideró que se contradecía con la información que tenían familiares y policías sobre cómo ocurrieron los hechos.

Las autoridades aseguran que el responsable de la muerte de los siete jóvenes es Julio de Jesús Radilla, alias "El Negro", líder en Morelos del Cartel del Pacífico Sur (CPS), quien es buscado por la policía, además de otros de sus secuaces.

Uno de los detenidos el domingo, Cárdenas Pérez, dijo supuestamente que los siete jóvenes fueron secuestrados frente al bar "Obsesión", "en represalia a un conflicto en días previos con algunas de las víctimas".

Galindo Pérez, "El Guasón", dijo a la Policía Federal que los jóvenes fueron asesinados en la vivienda de Jiutepec, y después trasladados al municipio de Temixco, donde fueron hallados los cadáveres, por órdenes de "El Negro".

Este crimen ha provocado una ola de indignación de la sociedad que está convocada por el poeta Sicilia a marchar el próximo jueves de Cuernavaca a Cuidad de México, en un trayecto de unos 85 kilómetros, y el domingo 8 a asistir a una manifestación silenciosa en el Zócalo, la principal plaza pública del país.