Martes, 15 de Enero de 2008

La oposición asume la presidencia del Parlamento de Kenia

EFE ·15/01/2008 - 19:38h

EFE - El presidente de Kenia, Mwai Kibaki (izq.), saluda al secretario del Parlamento, Samuel Ndindiri, en presencia del vicepresidente, Kalonzo Musyoka, a su llegada a la sede del Parlamento en Nairobi. EFE/PPS

El opositor Movimiento Democrático Naranja (ODM) obtuvo hoy la presidencia del Parlamento de Kenia, que ha recaído en el diputado Kenneth Marende, quien se impuso por tan sólo cuatro votos de diferencia al candidato de la coalición gubernamental, Francis Kaparo.

Entretanto, el ex secretario general de la ONU Kofi Annan ha cancelado el viaje que tenía previsto efectuar a Kenia para hacer de mediador en la crisis que afronta este país tras las elecciones generales del pasado 27 de diciembre, en las que fue reelegido el presidente Mwai Kibaki.

Según los observadores, al haber alcanzado la Presidencia del Legislativo, la oposición, liderada por Raila Odinga ha recobrado un poco el aliento político después de tres semanas de violencia y acusaciones contra el gobierno, aunque sigue sin reconocer la victoria de Kibaki.

El proceso electoral keniano, que también fue puesto en tela de juicio por la delegación de la UE que acudió como observadora, generó una oleada violencia social e interétnica que produjo 600 muertos y más de 250.000 desplazados.

La nueva legislatura del Parlamento keniano fue inaugurada hoy, con 207 diputados en lugar de los 210 de que inicialmente debería de constar, pues la Comisión Electoral de Kenia suspendió los resultados de los comicios en tres distritos por considerarlos fraudulentos.

Han hecho falta tres rondas para designar al nuevo presidente del Parlamento keniano, que, según la legislación del país, ha de ser elegido por mayoría de dos tercios.

Sin embargo, en las dos primeras rondas los resultados fueron tan ajustados, que fue necesaria una tercera para que, ya por mayoría simple, se proclamara un ganador.

El nuevo presidente de la cámara pronunció un discurso en el que prometió ser "competente, eficaz y honesto" y ensalzó las virtudes de la democracia a través del debate y el diálogo.

Para evitar "futuras pérdidas de tiempo y en consonancia con los países más avanzados", Marende expresó su deseo de instalar un sistema de voto electrónico para abandonar la tradicional manera de votar en papeleta manuscritas, procedimiento que obligó a los diputados a permanecer más de cinco horas en sus escaños sólo para elegir al presidente de la cámara.

Por otro lado, la oposición ha acogido con desagrado la noticia de que Kofi Annan había anulado su previsto viaje a Kenia, donde tenía previsto recoger el testigo dejado por el presidente de turno de la Unión Africana (UA) y jefe de Estado de Ghana, John Kufuor, que acudió a Nairobi para tratar de mediar entre las partes y que tuvo que regresar a su país tras romper Kibaki las negociaciones.

Annan era el primer candidato propuesto como mediador por la oposición pero se desconocen las intenciones del Ejecutivo, cuyo ministro de Obras Públicas, John Michuki, declaró ayer, lunes, que el "gobierno no ha invitado a Annan puesto que Kenia no necesita ningún tipo de mediación".

El ODM, entretanto, mantiene la convocatoria de manifestaciones para mañana, miércoles, el jueves y el viernes en más de quince ciudades del país, actos que el Gobierno ha prohibido.

La policía, que abortó los intentos de manifestarse de la oposición hace una semana, controla todos los accesos a los puntos donde la oposición pretende reunirse, especialmente en Nairobi, Mombasa, Kisumu y Nakuru, las cuatro ciudades más importantes del país.