Martes, 15 de Enero de 2008

El primer ministro francés no sabe nada de la boda

La madre de Carla Bruni tampoco estaba invitada.

PÚBLICO ·15/01/2008 - 20:02h

Sarkozy estuvo ayer en Abu Dhabi de viaje oficial. EFE

Mientras diversos medios europeos difundían detalles sobre la supuesta boda entre el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, y su famosa novia, Carla Bruni, el primer ministro francés echó ayer un jarro de agua fría sobre estos rumores.

Al ser preguntado sobre este asunto durante una rueda de prensa en París, François Fillon aseguró que no sabía nada sobre un supuesto enlace y que no había sido invitado, según informó la agencia Efe.

Un periódico regional francés publicó el lunes que Sarkozy se había casado en secreto con la cantante y ex modelo el jueves pasado, el mismo día en que se celebró la cumbre franco-española en la capital francesa. Fillon comentó que la agenda del presidente galo para ese día le parecía “poco compatible” con los “rumores” de boda.

La madre italiana de Carla Bruni tampoco estaba al tanto de los planes nupciales de su hija, y en cualquier caso no estaba invitada a ningún convite. “No sé nada de esto. Acabo de ver a Carla y no me comentó nada”, dijo Marisa Bruni a la agencia Reuters.

“Pero todo es posible”, agregó la madre de la novia de Sarkozy, “Quizás se casaron sin invitar a nadie, pero creo que en este caso el Elíseo hubiera dado un comunicado”.

Noche de bodas exprés

Aún así, los rumores no cesan. El diario italiano La Stampa afirmó ayer que la ilustre pareja pasó la noche de bodas en Venecia. Según esta versión, Sarkozy y Bruni volaron a última hora del jueves a la ciudad de los canales, después de pasar el día entero en compañía del presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y su séquito de ministros.

Si fuera así, la escapada romántica les habría quedado algo corta, ya que el presidente se reincorporó a sus tareas oficiales a las diez de la mañana del día siguiente en un acto en Lille, al norte de Francia.

Y aún había más detalles en la prensa italiana. El diario Il Messagero di Roma contó que  se han reservado cuatro de las seis habitaciones en una casa rural de lujo cerca de Verona en nombre de Bruni.

Las especulaciones sobre una posible boda entre el presidente y la cantante han ido en aumento desde que un dominical francés publicó hace diez días que la pareja del momento tenía planes para casarse.

El propio Sarkozy en una rueda de prensa la semana pasada se limitó a afirmar que la relación era algo serio, pero se negó a comentar los rumores que apuntaban a un enlace. “Probablemente se enterarán cuando ya haya ocurrido”, dijo a los periodistas.