Martes, 3 de Mayo de 2011

Sindicatos y patronal encallan en la vigencia de los convenios

Toxo y Méndez prevén avances importantes en la negociación para esta semana

A. REQUENA / AGENCIAS ·03/05/2011 - 01:00h

Toxo y Méndez, en la manifestación del Primero de Mayo en Valencia. juan navarro

Las reuniones entre sindicatos y patronal para avanzar en la reforma de la negociación colectiva continúan esta semana. Ayer mismo tuvo lugar una reunión al más alto nivel entre los secretarios generales de UGT y CCOO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, respectivamente, y el presidente de la CEOE, Joan Rosell, en la que se constataron algunos avances, si bien el principal obstáculo para el pacto sigue siendo la llamada ultraactividad; esto es, la vigencia de un convenio una vez que caduca y mientras se negocia otro.

La patronal insiste en eliminar la ultraactividad para que, de esta manera, una vez finalizado un convenio, se renegocie otro desde cero, sin tener en cuenta los derechos adquiridos. Para los sindicatos, este punto es inaceptable. "Para nosotros, esta propuesta de que decaiga el convenio y se genere una falta de cobertura es inasumible, porque de lo que se trata con la reforma es precisamente de mejorar la cobertura de la negociación colectiva", dice una fuente sindical.

Para UGT y CCOO, es inasumible renegociar los convenios desde cero

En las otras materias fundamentales de la negociación (flexibilidad interna y estructura de los convenios) las posturas están más cercanas y las conversaciones han avanzado, aunque los sindicatos son prudentes ya que se trata de alcanzar un acuerdo global con consenso sobre todos los puntos. De momento, la CEOE se ha comprometido a enviar un documento a los sindicatos mañana mismo con algunas propuestas para debatirlas en una nueva reunión el jueves.

Toxo y Méndez aseguraron ayer en una entrevista en TVE que en los próximos días podrían tener lugar avances "muy importantes". Toxo pidió al Gobierno que tenga "un poco menos de ansiedad" porque cree que el proceso va a ir bien y los sindicatos prefieren que no haya "demasiadas interferencias". Méndez también se mostró confiado en que las conversaciones darán su fruto a pesar de que existe "una cierta complejidad".