Lunes, 2 de Mayo de 2011

El régimen sirio descabeza las revueltas con arrestos masivos

El Ejército detiene en 24 horas a 499 activistas sólo en Derá y da dos semanas a los demás para entregarse

EUGENIO GARCÍA GASCÓN ·02/05/2011 - 22:00h

REUTERS - Manifestantes antiAl Asad exigen, ayer en Ammán (Jordania), libertad para el pueblo sirio. -

Las Fuerzas de Seguridad sirias intensificaron en la noche del domingo y hoy los arrestos de sospechosos de participar en las protestas contra el régimen que se iniciaron el 18 de marzo. Las detenciones han tenido lugar en distintas ciudades del país, incluida la capital, Damasco, y su número se cuenta por centenares. El Gobierno pretende controlar las manifestación que se celebra diariamente en las principales localidades del país árabe, especialmente los viernes después de la plegaria del mediodía en las mezquitas. El régimen cree que descabezando a los activistas más destacados conseguirá su objetivo, aunque el carácter espontáneo de las revueltas indica que será difícil, si no imposible, acabar con ellas.

Las autoridades informaron de que, desde el domingo, el Ejército detuvo a 499 personas sólo en Derá, la ciudad del sur donde estallaron las primeras protestas y donde hubo más civiles muertos desde entonces. El Gobierno indicó que diez "terroristas" y dos miembros de las Fuerzas de Seguridad fallecieron durante los enfrentamientos del domingo.

Un testigo asegura que los militares están limpiando las calles de sangre

Según algunos testigos citados por las agencias de noticias, las Fuerzas de Seguridad iban de casa en casa por toda Derá llevándose a los varones mayores de 15 años y menores de 40, aparentemente con la intención de interrogarlos y determinar si han participado en las protestas. No obstante, la ciudad estaba más tranquila que en días pasados y no se escuchaban disparos de los tanques ni de otras armas de fuego. Un testigo dijo que los militares están limpiando las calles de la sangre de los últimos días.

Otro testigo indicó que las tropas de la Cuarta División Mecanizada que manda Maher al Asad, el hermano menor del presidente Bashar al Asad, dividieron Derá en cuatro sectores. El domingo, los tanques dispararon indiscriminadamente contra viviendas del centro de la ciudad, según los vecinos.

También hubo numerosas detenciones en otras localidades como Duma, que es un suburbio de Damasco, Qamishli, que está al nordeste del país, Raqqa, al norte, y Lataquía, que está en la costa mediterránea. En la localidad de Kafar Nubbol, a 320 kilómetros al norte de Damasco, las Fuerzas de Seguridad registraron las casas y detuvieron a 26 personas. En todos los casos, las detenciones se practicaron sin órdenes judiciales.

El ministro del Interior pide a la población denunciar a los prodemocracia

Funeral de manifestantes

En la localidad de Rastan se celebraron los funerales de 17 personas que murieron el viernes durante una protesta en la que se leyeron los nombres de medio centenar de miembros de Baaz, el partido del régimen, que anunciaron su dimisión. Los rumores de que dentro del Ejército existen disensiones circulan desde hace varios días, aunque no se han podido contrastar de una manera independiente.

El Ministerio del Interior sirio animó a los activistas a entregarse antes del 15 de mayo y a cambio les ofreció una amnistía. También pidió a la población en general que denuncie a los activistas y señale los lugares donde se ocultan las armas que luego se usan contra el Ejército, principalmente en Derá.

La represión costó la vida a al menos 580 personas desde el 18 de marzo

"El ministerio pide a los ciudadanos que se han equivocado participando [en las protestas] o que han cometido actos que la ley puede castigar, incluyendo la posesión de armas, atentados contra la seguridad o la publicación de declaraciones falsas, que se entreguen y que entreguen sus armas a las autoridades pertinentes", señala el comunicado del Ministerio citado por la agencia de noticias siria.

El régimen insiste una y otra vez en que las revueltas están instigadas por grupos armados que en parte están integrados por mercenarios extranjeros que quieren sembrar la discordia y enfrentar a unos sirios con otros aprovechando las debilidades sectarias de la población. Sin embargo, las autoridades no han aportado pruebas que lo corroboren.

La oposición ha pedido a la población que se manifieste diariamente al mediodía en solidaridad con Derá, donde el Ejército interrumpió el suministro de electricidad y agua y cortó las comunicaciones telefónicas el 26 de abril. Un convoy con agua y víveres esperaba en la frontera con Jordania la autorización para dirigirse a Derá.

Según algunos grupos de derechos humanos, el número de personas que han muerto desde el 18 de marzo se eleva a 580, pero el hecho de que el Gobierno no permita trabajar a periodistas independientes hace que sea muy difícil indicar con precisión cuántos muertos ha habido en las seis semanas y media que han transcurrido desde que se iniciaron las protestas.