Lunes, 2 de Mayo de 2011

Berlusconi vuelve a dar la cara en los tribunales

Il Cavaliere acude a la audiencia preliminar del caso Mediatrade

 

DANIEL DEL PINO ·02/05/2011 - 21:51h

EFE - Berlusconi, a su llegada al tribunal. -

Como casi cada lunes desde hace dos meses, hoy se ha celebrado en el Tribunal de Milán una nueva vista de un proceso judicial contra Silvio Berlusconi.

Era la audiencia preliminar por el caso Mediatrade, en el que el primer ministro italiano está acusado de fraude fiscal y apropiación indebida de los derechos televisivos de películas estadounidenses junto a otras 11 personas. La salvedad es que Il Cavaliere sí se ha presentado en el aula. Ha aguantado cerca de tres horas y media, hasta el descanso para el almuerzo, y, según uno de sus abogados, Niccolò Ghedini, ha participado de "manera espontánea" exponiendo su punto de vista sobre el caso.

Se le acusa de ganar unos 27 millones de euros escondidos en paraísos fiscales

Según Ghedini, Berlusconi dijo ha dicho a la fiscal Maria Vicidomini que en las operaciones de derechos televisivos es normal utilizar intermediarios. Y que los empresarios suelen asegurarse un buen margen de beneficios en esas operaciones, porque nunca saben si podrán revender los derechos.

Pero la trama del caso Mediatrade, según la acusación, es un poco más enrevesada. Según la Fiscalía, Mediaset, principal compañía de Il Cavaliere, encargaba la adquisición de los derechos televisivos de películas de la Paramount al productor egipcio Frank Agrama, quien los compraba a un precio determinado y los revendía a otras empresas ficticias por un valor superior hasta que acababan en manos del grupo de Berlusconi.

Con ese mecanismo, los fiscales creen que Berlusconi y Agrama amasaron unos 27 millones de euros que acabaron en cuentas en paraísos fiscales. Además, ambos, junto con el hijo de Berlusconiy el presidente de Mediaset, dejaron de pagar al fisco ocho millones de euros más.

El primer ministro dice que hay una conspiración contra su persona

Cuando ha salido del tribunal, Berlusconi ha retomado el discurso de la conspiración: "Son invenciones. Es la enésima demostración de la voluntad de la Fiscalía de Milán para eliminar de la vida política a quien está en ella porque ha sido elegido por el pueblo".

Por la noche, Berlusconi se ha reunido en la mansión de Arcore con el líder de la Liga Norte y su aliado en el Gobierno, Umberto Bossi, quien lleva una semana amenazando con "hacer caer al Ejecutivo" por participar en los bombardeos de Libia.

Noticias Relacionadas