Lunes, 2 de Mayo de 2011

Robert Pattinson considera que "representar el papel de un humano es un alivio"

EFE ·02/05/2011 - 19:07h

EFE - El actor norteamericano Robert Pattinson, una de las caras más populares de Hollywood tras su participación en la saga "Crepúsculo", acompañado de la actriz Reese Witherspoon, posan para los medios durante la presentación hoy en Barcelona de la película, "Agua para elefantes".

El actor británico Robert Pattinson, el vampiro más famoso del Hollywood actual, ha considerado hoy "un alivio" haber podido interpretar a un humano en su última película, "Agua para elefantes", que hoy ha presentado en Barcelona junto con los oscarizados Reese Witherspoon y Christoph Waltz.

Pattinson -cazadora negra, camisa verdosa de manga corta y unas gafas de sol que se ha quitado para atender a los medios- interpreta en esta película dirigida por Francis Lawrence, basada en una novela de Sara Gruen, a un joven veterinario que al morir sus padres recala en un circo, donde se enamorará de Marlena (Reese Witherspoon), la esposa de August (Christoph Waltz), el propietario de la carpa.

Durante una rueda de prensa celebrada hoy en el Circo Raluy, el actor ha mostrado su satisfacción por haber participado en este proyecto que le lleva lejos del registro del pálido Edward Cullen, el personaje de la saga "Crepúsculo" que lo ha convertido en un ídolo mundial, especialmente entre jóvenes y adolescentes.

"Antes de 'Crepúsculo' -ha reconocido- nadie me daba papeles de guapo, pero ahora las cosas han cambiado, igual que cambian las modas. Es raro, porque antes, ni de cerca podía oler un papel de guapo", ha bromeado.

Sobre su participación en este melodrama, el joven, a punto de cumplir 26 años, ha aseverado que le gusta elegir nuevos trabajos por instinto. "Aquí -ha precisado- leí el guión, conocí a Lawrence y a la elefanta Tai (otra protagonista) y acepté. Y ha sido muy interesante".

Asimismo, ha dado a conocer que la década de los años treinta del siglo pasado, en la que transcurre la acción, siempre le ha inspirado curiosidad e incluso nostalgia. "Una de las razones que hizo que aceptara el papel es que ahora no se ruedan películas como esta, así de originales, lo que también hizo que tuviera más ganas de hacerla".

Precisamente, el director Francis Lawrence ha señalado que antes de rodar hizo una "gran tarea de investigación" sobre cómo funcionaban los circos en esa época y cómo eran los trenes de vapor, que también tienen gran importancia en el filme.

Por su parte, la rubia Reese Witherspoon ha explicado que le encantan los animales, aunque nunca había trabajado como lo ha hecho ahora junto a un gran paquidermo como Tai, con la que, ha subrayado, se entendió desde el primer momento. "Ha sido una experiencia fabulosa, con un animal humanamente inteligente", ha dicho.

Por otra parte, ha destacado que todas las escenas en las que aparece con la elefanta no han necesitado de extras, mientras que algunos números que representa con los caballos sí que están rodados por una especialista. "Francis me hizo hacer de todo y yo me preparé, porque había cosas que pensaba que no las haría ni loca", ha señalado.

El austríaco Christoph Waltz, que a pesar de interpretar el papel de malo no ha escondido su sentido del humor, ha mantenido que trabajar con animales es como hacerlo con humanos. "El oso -ha argumentado- es diferente del elefante y el elefante es diferente de la cabra. Lo importante es que no se coman los unos a los otros, como pasa con los humanos".

Preguntados sobre qué es lo que destacarían del circo, Pattinson cree que lo más interesante de los circos de los años treinta es cómo hacían su publicidad y cómo conseguían vender entradas, mientras que Witherspoon ha mantenido que ella podría ser una "buena payasa".

Respecto a su vida privada y a su relación con la actriz Kristen Stewart, Pattinson, riendo mucho, no ha querido profundizar, aunque ha asegurado que él nunca ha escondido ninguna de las relaciones que ha mantenido con personas del sexo femenino.

En cuanto al futuro, y otra vez con una sonrisa en los labios, ha avanzado que no descarta casarse con una mujer rica cuando ya no le ofrezcan trabajos. "Y dar clases de tenis y llevar a mi bebé en una mochila mientras como con mis amigos. Es mi sueño de vida futura, y así será", ha dejado dicho de forma clara.

A la salida, y a pesar de la lluvia que caía en Barcelona, un grupo de admiradores han vuelto a pedirle una foto y un autógrafo. Bajo un paraguas, Pattinson no les ha defraudado.