Lunes, 2 de Mayo de 2011

Los paramédicos no deben excederse en la atención de lesiones

Reuters ·02/05/2011 - 16:26h

Por Adam Marcus

Los esfuerzos para brindar soporte vital intensivo fuera del hospital son útiles cuando el corazón dejó de latir, pero no en pacientes lesionados.

Un equipo de Grecia afirma que cuando los paramédicos "llegan y atienden" a pacientes con traumatismos en lugar de "rescatarlos y correr" del lugar del accidente, podrían estar demorando una cirugía o tratamiento necesario en un hospital.

"Cuanto más permanecen los pacientes en el terreno, más se reduce su supervivencia", dijo John W. Blenko, profesor asociado de anestesiología de la Escuela de Medicina de la University of Maryland y presidente del Comité de Resucitación del R. Adams Cowley Shock Trauma Center.

"Lo que esos pacientes necesitan es una cirugía", dijo Blenko, ajeno al estudio.

El soporte vital básico consta principalmente de maniobras de resucitación cardiopulmonar (RCP) y el uso de un desfibrilador para "revivir" el corazón.

En la revista Resuscitation, los autores escriben que el soporte vital básico ayudó a ambos grupos de pacientes: uno con paro cardíaco y otro con lesiones en, por ejemplo, un accidente vial.

El soporte vital avanzado incluye acciones más sofisticadas, como el uso de dispositivos para administrarles oxígeno a los pulmones, fármacos para controlar las hemorragias y estabilizar el ritmo cardíaco, monitoreo electrónico y hasta un marcapasos, detalló Blenko.

El equipo de la Universidad de Atenas halló pruebas sólidas que respaldan el uso de soporte vital avanzado cuando el corazón de un paciente se detiene fuera del hospital, en un centro comercial o en una piscina, por ejemplo. Es que a diferencia del soporte básico, aumentó un 50 por ciento la posibilidad de abandonar con vida el hospital.

Y si los médicos viajan en la ambulancia para proporcionar soporte vital avanzado, como en Europa, se duplica la posibilidad de que un paciente cardíaco abandone el hospital con vida.

Pero las maniobras de resucitación avanzadas disminuyeron levemente la supervivencia en pacientes lesionados. Para George Bakalos, médico y epidemiólogo de la Escuela de Medicina de la Universidad de Atenas y coautor del estudio, la demora en el lugar del accidente explicaría esa falta de efectividad.

"La presencia de un médico en el equipo de rescate reduciría la probabilidad de sobrevivir", dijo, porque los médicos tienden a demorarse más que los paramédicos en el rescate de un paciente.

No obstante, aclaró: "Hay limitaciones en este grupo, como el tipo y la gravedad de los traumatismos, que deberían tenerse en cuenta antes de extrapolar las conclusiones".

FUENTE: Resuscitation, online 17 de abril del 2011