Lunes, 2 de Mayo de 2011

La UEFA desestima las reclamaciones de Real Madrid y Barça

El organismo estudiará el viernes las rojas a Pepe y Pinto y la polémica rueda de prensa de Mourinho

PÚBLICO.ES ·02/05/2011 - 15:23h

AFP - Dani Alves se queja tras recibir una falta en el partido de ida de semifinales de Champions en el Bernabéu.

El vicepresidente del Comité de Control y Disciplina de la UEFA ha decidido este lunes rechazar "tanto las protestas realizadas por el Real Madrid como la queja formulada por el FC Barcelona" tras el partido de ida de semifinales de la Champions League disputado el pasado miércoles que acabó con 0-2 a favor del Barça.

De esta forma, el organismo europeo rechaza la protesta presentada por el conjunto blanco, que había criticado el comportamento de algunos futbolistas del FC Barcelona, y que había presentado un recurso a la roja mostrada a Pepe.

Así, según informa en un comunicado, la UEFA considera "que no existía una estrategia común" por parte de los jugadores blaugranas "para provocar" a los madridistas, mientras que sobre la roja a Pepe, mantiene la decisión del colegiado Wolfgang Stark por lo que el portugués no jugará el choque de vuelta en el Camp Nou.

Respecto a la denuncia que presentó el FC Barcelona sobre las polémicas declaraciones del entrenador del Real Madrid, José Mourino, en rueda de prensa, también ha sido "rechazada" por la UEFA. En este caso, se remite al cuadro blaugrana a los procedimientos ya presentados en contra del técnico blanco, que serán estudiados este viernes, por lo que no se abre un nuevo expediente disciplinario al preparador luso.

Por último, la UEFA recuerda que ambas instituciones aún pueden presentar un recurso a estas decisiones en los próximos tres días si lo consideran pertinente.

El árbitro alemán Wolfgang Stark expulsó en dicho encuentro con roja directa a Pinto, segundo portero del Barcelona, en el minuto 46, por un incidente con Arbeloa cuando se dirigía al túnel de vestuarios, a Pepe en el 60, por una entrada sobre Dani Alves, y a José Mourinho en el 62, por protestar esta decisión.

También amonestó a Arbeloa (39), Alves (43), Sergio Ramos (52), Mascherano (56) y Adebayor (82).

Denuncias mutuas

El informe presentado por el Real Madrid pedía sanción para seis futbolistas del Barcelona por conducta antideportiva que, reza el documento, respondería a un plan premeditado de su entrenador, Pep Guardiola. En dicho informe, el Madrid especifica cada acción en la que consideraba que los azulgrana tuvieron una conducta antirreglamentaria o una actitud poco deportiva.

Los gestos de Pedro en una falta de Arbeloa, el proceder de Busquets en una pugna con Marcelo y la reacción de Alves en la entrada que propició la expulsión de Pepe centran las denuncias del Madrid. También estaban incluidos los presuntos insultos racistas de Busquets a Marcelo. Al parecer, el Madrid sugería incluso las sanciones que deben imponerse a cada jugador del Barça (dos partidos para Pedro, Busquets y Alves. Y uno para Mascherano, Keita y Valdés).

Todos ellos hechos, que según el Real Madrid suponían "la vulneración por parte del Barça de los principios de lealtad, integridad y espíritu deportivo que consagran el articulo 7 del Preámbulo de los Estatutos de la UEFA y el artículo 5 de su Reglamento".

Tras la desestimación del organismo, Guardiola podrá contar con Alves, Busquets y Pedro para el choque de mañana de vuelta de las semifinales de Champions. Pero el portero Pinto tendrá que cumplir su partido de sanción.

Sin embargo, el Real Madrid pierde a Pepe y Mourinho no se podrá sentar en el banquillo visitante del Camp Nou, ni ofrecer las ruedas de prensa previa y posterior al partido.

El comunicado de denuncia del Real Madrid se emitió poco después de que el Barcelona también denunciara a Jose Mourinho por la rueda de prensa posterior en la que volvió a cargar contra Guardiola, el árbitro Wolfgang Stark y aseguró que el Barça estaba siendo beneficiado por la UEFA para que gane la Champions en Wembley.

En rueda de prensa, el portavoz del club azulgrana Toni Freixa aseguró: "El Barça se siente perjudicado. Nos toca defender la historia, el prestigio y el honorabilidad de nuestro club, socios, técnicos, jugadores y directivos que, con su esfuerzo, ganaron la Champions de 2009".

Entre otras cosas, Mourinho había acusado a Pep Guardiola de ganar su primer título europeo, ante el Manchester, gracias "al escándalo de Stamford Brigde". "Es inaceptable que alguien se atreva a cuestionar nuestra historia, nuestros títulos y hasta nuestra vinculación con Unicef".

El viernes la UEFA estudia su expendiente

Al margen de las denuncias presentadas por ambos clubes, al día siguiente del partido la UEFA confirmó la apertura de sendos procesos disciplinarios.

El expediente al Real Madrid lo abrió en relación al lanzamientos de objetos, la invasión de campo, la tarjeta roja mostrada a Pepe, la expulsión de José Mourinho, así como por el contenido de sus declaraciones al final del encuentro en la conferencia de prensa oficial.

En el caso del FC Barcelona, la UEFA estudiará la cartulina roja que recibió Pinto nada más acabar el primer tiempo. Estos últimos casos serán tratados el próximo viernes en una reunión del Comité de Control y Disciplina de la UEFA.