Lunes, 2 de Mayo de 2011

Bono habla de "encuestas de fogueo" a gusto del consumidor, que se pagan

EFE ·02/05/2011 - 12:39h

EFE - El presidente del Congreso de los Diputados, José Bono (c), junto al candidato del PSOE a la Presidencia de Castilla y León, Óscar López (izda), y el aldalde de Segovia, Pedro Arahuetes, durante la visita que realizó hoy a esta ciudad.

Al presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, le ha tocado hoy precampaña en Segovia, donde ha paseado relajado y ha hablado en un desayuno con periodistas de "encuestas de fogueo" y a gusto del consumidor, que se pagan en caja como en el supermercado.

Festivo en Madrid, Bono ha viajado muy temprano a Segovia, donde se ha encontrado con los candidatos del PSOE a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Óscar López, y a la alcaldía, Pedro Arahuetes, quien le ha tenido que ir a buscar a la entrada a la ciudad porque se ha anticipado al horario previsto.

En un encuentro con periodistas, con quienes ha bromeado previamente sobre tabletas y móviles y ha confesado que ya solo usa para fotografiar un Iphone, quien fuera presidente de Castilla-la Mancha ha querido quitar hierro a los pésimos resultados que auguran las encuestas a su partido.

Ha comenzado por decir que fue presidente 21 años, tras seis elecciones, y que entonces había encuestas, incluso de medios nacionales, que pronosticaban una mayoría para el PP, hasta el punto de que quería pactar con las empresas de demoscopia que les dieran siempre como perdedores, a cambio de ganar, ha dicho bromeando.

Aunque ha considerado que la mayoría de las empresas que realiza sondeos "es gente seria y rigurosa", Bono ha sido tajante al afirmar que las encuestas "ya no son algo que se pueda comprar, sino que se sirven en el supermercado y se paga directamente en caja".

Y es que, en su opinión, hay "encuestas de fogueo" que aspiran a motivar a los propios o a desmoralizar a los adversarios, a la vez que ha enviado un mensaje de tranquilidad "porque las cosas cambian mucho".

José Bono, que perdió las primarias con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha reflexionado sobre posiciones extremas en el PP y ha dicho que no le agradaría que, por intereses electorales o conseguir el favor de algunos medios, este partido se radicalice.

Ha sostenido que, a veces, el radicalismo tienen mucho que ver con la posición de los líderes de los partidos y, a diferencia que lo que sucedió en el PSOE, en su opinión, el PP no ha elegido su presidente, sino que ha sido designado, "y José María Aznar sigue siendo la mano que mece la cuna".

De Aznar no guarda buen recuerdo cuando, tras dar el pésame a los dirigentes del PSOE por el asesinato de Fernando Buesa, "con el cadáver aún caliente", dijo en un mitin en Valencia que los socialistas debían explicar si estaban detrás de los que ponen las bombas.

Ha tratado de justificar el extremismo de Aznar en el tema del terrorismo por haber sido objeto de un atentado pero Bono ha considerado que el ex presidente popular "no es objetivo, aunque por suerte no todos en su partido piensan así".

Además ha subrayado que la televisión y la radio públicas "nunca han sido tan imparciales como en la actualidad" y ha valorado el papel que realizado el fundador de Alianza Popular, Manuel Fraga, por saber unir a la derecha, incluso la extrema, en favor de las normas democráticas.

Para acabar con la reflexión sobre posturas extremas, el dirigente socialista ha abogado porque gobierne el PSOE y por una oposición que no esté dirigida por extremistas sino por moderados y suceptibles al consenso, "porque hay asuntos de Estado que se deben resolver con acuerdo del PSOE y del PP".

Con su lenguaje sencillo no ha querido hablar de primarias en el PSOE pero si sobre la beatificación del Papa Juan Pablo II, de quien ha dicho que no es Juan XXIII, pero tuvo cercanía y gran capacidad de comunicación y pastoral, sensible a temas sociales, como la guerra de Irak, pero con una vertiente doctrinal muy ortodoxa.

El programa por Segovia ha continuado distendido, con paseo matutino, parándose a fotografiarse con quien se lo pedía, y viaje por la provincia, a Coca y a El Espinar, donde almorzará antes de regresar a Madrid.-

Aurelio Martín