Lunes, 2 de Mayo de 2011

Berlusconi expresa satisfacción por muerte de Bin Laden al acudir al tribunal

EFE ·02/05/2011 - 08:43h

EFE - El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi. EFE/Archivo

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, expresó hoy su "satisfacción" por la muerte del terrorista más buscado del mundo, Osama bin Laden, hecho que definió como un "gran resultado en la lucha contra el mal".

A su llegada al Tribunal Penal de Milán para asistir a una nueva audiencia preliminar del proceso Mediatrade, por el que ha sido investigado por supuesta apropiación indebida y fraude fiscal, el primer ministro fue abordado por los periodistas y preguntado sobre la noticia del día.

"Es un gran resultado en la lucha contra el mal y contra el terrorismo", dijo Berlusconi, quien volvió hoy ante la Corte milanesa, en la que tiene pendientes cuatro procesos penales, por tercera vez en las últimas semanas.

"Creo que no hay que bajar la guardia. Creo que todas las democracias deberán seguir luchando como lo han hecho hasta ahora y espero que haya instrumentos para poder llevarlo adelante", indicó el político en unas palabras retransmitidas en directo por televisión.

Acompañado por sus escoltas, el mandatario quiso comparecer ante los periodistas que se apostaban a la entrada del Palacio de Justicia de Milán para hablar además de las diferencias manifiestas dentro del Gobierno italiano sobre el papel que Italia debe juzgar en la intervención aliada en Libia.

Sus socios de Gobierno, la Liga Norte (LN), le han advertido de que puede caer el Ejecutivo si no apoya su moción parlamentaria, que será votada mañana y que va en la línea de oposición a la adhesión de Italia a los bombardeos sobre Libia que fue anunciada por el primer ministro hace justo una semana.

"No creo que haya dificultades para el Gobierno. La Liga, que es miembro del Gobierno, ha presentado una moción. Encuentro la moción una toma de posición razonable que se podrá aprobar integralmente o modificarla en parte, pero el sentido de la moción es para compartir", comentó Berlusconi.

El caso Mediatrade trata de dilucidar si el grupo Mediaset, propiedad de la familia Berlusconi, compró a través de su filial Mediatrade los derechos de películas a un mayorista estadounidense mediante el intermediario Frank Agrama y su empresa Wiltshire para aumentar después los precios y permitir con su recompra evadir dinero al fisco.

Al término de las audiencias preliminares, el tribunal deberá decidir si envía a juicio a Berlusconi o archiva el caso, en el que hoy está previsto que intervengan las defensas de tres de los investigados, entre ellos Agrama, considerado por la Fiscalía de Milán como el "socio oculto" del primer ministro.

Mediatrade es uno de los cuatro procesos penales que Berlusconi tiene pendientes en Milán. Los otros son el caso Ruby, en el que se le acusa de incitación a la prostitución de menores y abuso de poder; el caso Mills, por supuesta corrupción en acto judicial, y el Mediaset, por posible fraude fiscal.

Hasta ahora, Berlusconi sólo había acudido a una audiencia preliminar del caso Mediatrade, el 28 de marzo, y a una vista del juicio Mediaset, el pasado 11 de abril.

En esta ocasión y a diferencia de sus dos anteriores presencias, el número de seguidores del mandatario apostados a la entrada del Palacio de Justicia de Milán era mucho menor, apenas una quincena de personas, según informan los medios de comunicación italianos.