Lunes, 2 de Mayo de 2011

Francia considera muerte de Bin Laden una derrota histórica del terrorismo

EFE ·02/05/2011 - 08:40h

EFE - El ministro alemán de Exteriores, el liberal Guido Westerwelle, realiza hoy declaraciones a los medios de comunicación sobre la muerte de Bin Laden en Berlín (Alemania).

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, consideró hoy la muerte de Osama Bin Laden una "derrota histórica de la plaga del terrorismo", pero señaló que no supone el fin de Al Qaeda y que el combate contra esta organización "debe continuar sin descanso".

"Francia saluda la tenacidad de Estados Unidos, que le buscaba desde hace diez años", dijo el presidente, que tachó a Bin Laden de "promotor de una ideología del odio y jefe de una organización terrorista que ha causado miles de víctimas en todo el mundo".

Por su parte, el ministro francés de Exteriores, Alain Juppé, calificó la muerte de Bin Laden de "victoria de todas las democracias que luchan contra la plaga abominable del terrorismo", pero invitó igualmente a estar vigilante porque la amenaza terrorista "es elevada".

"El combate contra la peor de las cobardías, atacar a inocentes, ciertamente no ha terminado", dijo el jefe de la diplomacia gala en declaraciones a la emisora France Inter.

"Francia, Estados Unidos y otros países europeos cooperan estrechamente para luchar contra el terrorismo. (...) Nos mantendremos más vigilantes que nunca porque la amenaza terrorista es elevada. Lo hemos comprobado en Marraquech hace unos días", agregó.

El ministro galo de Defensa, Gérard Longuet, añadió en la cadena RTL que la muerte del cerebro de los ataques del 11 de septiembre de 2001 en EEUU "es un símbolo fuerte de que el terrorismo será castigado y de que la violencia no puede ser una solución para nadie".

Longuet estimó que esa muerte es un "acontecimiento considerable para todo el mundo", que "puede influir positivamente en la suerte de los dos periodistas franceses capturados en Afganistán" en diciembre de 2009.

El titular de Defensa expresó además su deseo de que la misión gala en Afganistán "termine" y confió en que la desaparición de Bin Laden contribuya a mejorar la situación interna en ese país y los esfuerzos de conciliación.