Lunes, 2 de Mayo de 2011

Una misión quirúrgica

La operación la llevó a cabo "un pequeño grupo de estadounidenses", duró unos 40 minutos e intervinieron dos helicópteros

ISABEL PIQUER ·02/05/2011 - 07:14h

Poco después de la intervención presidencial (en PDF, inglés, y en español), varios responsables del gobierno estadounidense, entre ellos el todavía director de la CIA y próximo secretario de Defensa, Leon Panetta, ofrecieron más detalles de la operación que acabó con la vida de Bin Laden en una conferencia telefónica con la prensa.

La operación llevada a cabo por "un pequeño grupo de estadounidenses", contaron los responsables sin especificar si eran agentes de la CIA o militares, duró unos 40 minutos e intervinieron dos helicópteros, uno de ellos sufrió problemas técnicos (o según dice el Wall Street Journal fue abatido por los que defendían a Bin Laden) pero no se produjeron victimas en el equipo de las fuerzas especiales.

El objetivo del comando era "llevar ante la justicia" al responsable de los atentados El objetivo del comando era "llevar ante la justicia" al responsable del "asesinato de miles de hombres, mujeres y niños inocentes", especificó Obama en su intervención ante la prensa. La muerte se produjo tras el tiroteo en el que murieron otras cuatro personas, dos correos, uno de los hijos de Bin Laden, y una mujer "que los guardaespaldas de Osama usaron de escudo". Otras dos mujeres resultaron heridas.

Fue una misión "quirúrgica" destinada a "minimizar los daños colaterales" vista la situación del recinto, rodeado de otras viviendas, muy protegido y cerca de Islamabad.

Osama Bin Laden no se escondía en una cueva sino en el distrito de Abbottabad, a unos 60 kilométros de la capital pakistaní, en un "barrio acomodado donde viven muchos militares jubilados" explicaron desde Washington. Vivía en un recinto fortificado, protegido por muros de más de seis metros, coronados por alambradas, una suerte de fortaleza donde sus protectores, sobre los que no dieron detalles, construyeron hace unos cinco años con el propósito de albergarle, estimaron los servicios de inteligencia.

"Toda la configuración del recinto, su posición parecía indicar que ahí se escondía un alto dirigente de Al Qaeda", opinaba la CIA desde hacía meses antes de cerciorarse de que se trataba de Bin Laden, algo que los servicios de inteligencia pudieron hacer al rastrear la pista de los correos, los enlaces que el líder terrorista solía usar, uno de ellos próximo a Khalid Sheik Mohamed, detenido en Guantánamo, y seguir a los familiares más cercanos de Bin Laden, entre ellos a su esposa.

"Toda la configuración del recinto, su posición parecía indicar que ahí se escondía un alto dirigente de Al Qaeda" Obama, insistieron los responsables estadounidenses, ordenó la operación el pasado viernes y dio la luz verde final ayer, después de meses de investigación cuando la CIA descubrió la existencia del recinto a finales del pasado verano y consiguió identificar a su principal habitante. El mandatario presidió cinco reuniones de su equipo de seguridad nacional, dos en marzo y tres en abril, para seguir el tema de cerca y tomar la decisión de intervenir.

Estados Unidos "no compartió su información" ni sus intenciones con ningún país, ni siquiera con Pakistán y sólo un pequeño grupo dentro del gobierno estaba al corriente de los acontecimientos. "Teníamos la obligación legal y moral de actuar", dijo uno de los miembros del equipo de seguridad de la Casa Blanca en el briefing a la prensa.

Al Qaeda queda así descabezada. Y, aunque "no se fragmente inmediatamente", la muerte de su líder deja a la organización en una posición frágil. Su número dos, insistieron en Washington, Ayman al-Zawahiri, es "mucho menos carismático y no infunde el mismo respeto".

El cuerpo de Bin Laden será "tratado de acuerdo con las costumbres islámicas" y de una "forma apropiada", especificaron los estadounidenses sin especificar donde pensaban enterrarlo.


Imagen del supuesto refugio de Osama Bin Laden, que aparece en Google Maps.

Noticias Relacionadas