Lunes, 2 de Mayo de 2011

Trabajadores de TEPCO entrarán en el reactor 1 de la central de Fukushima

EFE ·02/05/2011 - 06:49h

EFE - Imagen facilitada por Tokyo Electric Power (TEPCO), que muestra el reactor 1 de la central nuclear de Fukushima, al noreste de Japón. EFE/Archivo

Trabajadores de TEPCO, la compañía que opera la maltrecha central nuclear de Fukushima Daiichi, entrarán en los próximos días en el edificio del reactor 1, donde nadie ha accedido desde el 12 de marzo, informó hoy la cadena NHK.

Los empleados preparan a partir de hoy la instalación de un dispositivo dentro del edificio que filtra el aire y podría reducir la radiación en el interior hasta en un 95 por ciento, según Tokyo Electric Power (TEPCO).

Nadie ha entrado en el recinto desde que se produjo una explosión por combustión de hidrógeno el 12 de marzo, un día después del terremoto y el tsunami que afectaron a la planta y causaron 14.704 muertos y 10.969 desaparecidos, según el último recuento policial.

La compañía continúa inyectando agua y nitrógeno gaseoso en el reactor 1 y ha logrado disminuir la temperatura y la presión en el núcleo de la unidad.

Para estabilizar con éxito las barras de combustible del núcleo que aloja la unidad, TEPCO dijo necesitar además que sus trabajadores instalen dentro del edificio aparatos adicionales y que revisen las conducciones de agua.

La eléctrica anunció la semana pasada que en los días posteriores al desastre dos trabajadoras de la planta recibieron 7,49 y 17,55 milisieverts de radiación, niveles muy por encima de lo permitido por el gobierno.

Este caso es un nuevo revés para TEPCO, que se enfrenta a las críticas sobre su gestión y por el cuidado puesto en las medidas de seguridad de los operarios durante los trabajos tras el accidente nuclear.

Por ley, los trabajadores de una central no deben recibir más de 100 milisieverts en cinco años ni más de 50 en un solo año, mientras que el límite para las mujeres, al considerar la posibilidad de embarazo, se establece en un máximo de 5 milisieverts en un periodo de tres meses.

Una de las mujeres expuesta a alta radiación será sometida hoy a una revisión médica, aunque ninguna ha mostrado problemas de salud inmediatos.

Todas las trabajadoras de Fukushima Daiichi han abandonado las instalaciones de la planta desde el 23 de marzo.