Lunes, 2 de Mayo de 2011

El PSOE fija Castilla-La Mancha como "objetivo estratégico"

Los socialistas abogarán por la defensa «con uñas y dientes» de la sanidad y la educación públicas

PÚBLICO ·02/05/2011 - 12:10h

Elena Valenciano, el pasado 11 de febrero. MARTA JARA

En buena medida, en la noche del 22 de mayo la lectura del éxito o fracaso del PSOE y del éxito o fracaso del PP se medirá por lo que suceda en una comunidad autónoma: Castilla-La Mancha, donde el PP presenta a su rostro más visible en estos comicios, María Dolores de Cospedal. Las encuestas anticipan un resultado apretado. Los socialistas tampoco escapan a la presión. Y han marcado asimismo el mantenimiento de la región como uno de sus "objetivos estratégicos" de esta campaña, según aseguró la portavoz del Comité Electoral, Elena Valenciano, en una entrevista con Efe difundida ayer.

En el partido, dijo, están "casi seguros" de que José María Barreda logrará una segunda victoria consecutiva, ganando al "modelo más sectario y de alguien que no se compadece con la verdad". O sea, el modelo de Cospedal.

No obstante, Valenciano aclaró que en Castilla-La Mancha y en toda España el PSOE mantendrá una línea de campaña común: "Vamos a defender con uñas y dientes la sanidad y la educación públicas". Recordó que su partido no se ha despegado de las prácticas "socialdemócratas" incluso en momentos de crisis. Su diseño "defiende como gato panza arriba lo público frente a otras aventuras" que afectarían "negativamente a la mayoría de los ciudadanos", dijo. Por lo pronto, el ánimo de los socialistas está alto: afrontan la competición "peleones" y "muy motivados". Y, sobre todo, sin la "presión enorme" que recaía sobre ellos hace un mes, justo antes de que José Luis Rodríguez Zapatero anunciase su retirada de la carrera de 2012, reconoció.

Rajoy deja hacer a Aznar

La portavoz del Comité Electoral también se refirió a la enésima irrupción de José María Aznar en la arena política por la lucha antiterrorista. Censuró que el líder del PP haya dejado que la "gente más radical" de su formación se lance a esa "batalla". No es extraño, argumentó, pues los conservadores "están escondiendo a sus candidatos y a [Mariano] Rajoy, que no aparece por ninguna parte", porque el expresidente del Gobierno "nunca se fue" y ahora "envía los mensajes centrales". Valenciano mandó otro aviso: utilizar el terrorismo como arma electoral "tiene una condena por parte de la ciudadanía", como sucedió en 2008.

La también secretaria de Política Internacional fue preguntada por el veto del PSC a miembros del Ejecutivo y de la cúpula federal en su campaña en Catalunya. En el partido no se sienten "ofendidos ni nada parecido". Mostró su respeto a la decisión del PSC y lo achacó a su vocación municipalista sólida e histórica.