Lunes, 2 de Mayo de 2011

La final de Copa como terapia

"Somos mejores que ellos", insiste Mou

HUGO JIMÉNEZ ·02/05/2011 - 08:00h

Casillas con la Copa tras la final de Mestalla. EFE

Amigo de lo psicológico a la hora de preparar los partidos, Mourinho ha trazado otra de sus estrategias emocionales para tratar de superar el 0-2 con el que el Madrid viaja hoy a Barcelona. De puertas hacia fuera, desde que concluyó el partido del Bernabéu, le ha entregado el favoritismo al Barcelona. Sin embargo, en la intimidad del vestuario, el técnico sigue concienciando a la plantilla de que la remontada en Barcelona es posible. "No son mejores que nosotros", repite insistentemente Mourinhoa sus jugadores antes y después de cada sesión de entrenamiento.

La Copa conquistada es el argumento que utiliza ahora el entrenador portugués para tratar de mentalizar a una plantilla en la que algunos de sus miembros fruncen el ceño ante esas arengas. Si antes de la final de Mestalla Mourinho empapeló el vestuario de Valdebebas con la manita de Piqué y afrentas parecidas, ahora el habitáculo lo preside un póster de los actuales campeones de Copa.

Del vestuario de Valdebebas cuelga la foto del Madrid con el trofeo copero

Por lo que se desprende de parte del vestuario, este espera más una solución táctica que les lleve a Wembley que simples arengas guerrilleras. Las trifulcas dialécticas y físicas habidas ya ejercen ese efecto motivador entre sus futbolistas, que tienen ganas de revancha.

Según se acerca el partido de vuelta, el ánimo de revancha ha ido creciendo en el vestuario blanco y ya nadie esconde sus ganas al Barça. "Les tenemos muchas ganas. Estamos muy picados y queremos demostrarles que nosotros también somos capaces de ganarles ante su gente", reconoce en privado una voz autorizada del vestuario madridista". "En ningún momento hemos dado la eliminatoria por perdida y vamos a Barcelona a ganar. Tenemos que revertir la situación No sería la primera vez que el Madrid ganara allí", advirtió convencido Higuaín, tras el partido del sábado ante el Zaragoza. "La temporada no ha concluido para nosotros. El grupo está muy unido y espera hacer algo importante en Barcelona", reconoce Ramos, segundo capitán.