Lunes, 2 de Mayo de 2011

"El objetivo de Anonymous es bueno, pero sus medios no lo son"

Entrevista a Clay Shirky, profesor de la Universidad de Nueva York y experto en redes sociales

BLANCA SALVATIERRA ·02/05/2011 - 08:00h

GRACIELA DEL RÍO - Clay Shirky, momentos antes de impartir una conferencia en Madrid.-

Clay Shirky (Columbia, Misuri, 1964) exhibe en su portátil una pegatina de Creative Commons, la licencia que permite la libre difusión de contenidos. Este profesor de la Universidad de Nueva York y experto en redes sociales está convencido de que la ola de colaboración que ha proporcionado internet no tiene marcha atrás y que son los propios usuarios los que deben proteger los espacios de libertad que se han creado en ella. Shirky, optimista con la ciudadanía y escéptico frente a empresas y gobiernos en internet, ha visitado Madrid esta semana para impartir una conferencia en la Fundación Telefónica.

¿Qué opina sobre la neutralidad de la red [los contenidos deben ser tratados de forma igualitaria por los operadores]?

"Los políticos utilizan las redes sociales para defender sus propios intereses"

Perder la neutralidad de la red equivale a perder la libertad de innovar y comunicar lo que existe en ella. Internet es una plataforma que permite llevar a cabo nuevos proyectos sin tener que pedir autorización o ayuda. De hecho, las ventajas que hemos obtenido de ella las hemos logrado gracias a que el sistema permite que quien tiene una buena idea pueda lanzarla. Si la neutralidad de la red desaparece, las novedades que surjan en este espacio van a verse amenazadas. Espero que seamos capaces de conservar ese elemento innovador, ya que son cosas como estas las que permiten movimientos como los sucedidos en Túnez o El Cairo a través de la movilización organizada en las redes sociales.

Las fuerzas políticas y económicas, ¿son una amenaza para esa neutralidad?

Estoy convencido de ello. Las fuerzas comerciales quieren obtener valor de todas las transmisiones de información. Lo que quieren es convertir internet en una autopista de peaje, impidiendo que los nuevos actores y las nuevas ideas lleguen a ser rentables. Todos los que han montado sus autopistas de peaje ven una amenaza cuando también existen carreteras en las que no se paga. La amenaza está clara. Además, ni siquiera los gobiernos democráticos quieren que sus ciudadanos tengan libertad total de actuar o de hablar.

¿Qué le parecen las acciones del grupo activista Anonymous, que protesta atacando las webs de empresas o gobiernos que considera que vanen contra de los intereses de los ciudadanos?

Los miembros de Anonymous tienen un compromiso político y están dispuestos a luchar por él. Pero no me gusta su táctica. Anonymous es un grupo muy activo en la luchaa favor de la libertad de expresión, aunque usa herramientaspara negar esa misma libertad a los demás. A la larga es perder la batalla. Si normalizamos los ataques a las webs, al final se volverá en contra de los ciudadanos a los que se pretendía defender. Me gustaría que Anonymous conservase su actividad a nivel político, utilizando medios diferentes.

¿Hacen los políticos un buen uso de las redes sociales?

"No es que haya menos privacidad en el mundo online sino que el concepto ha cambiado"

Las utilizan para defender sus propios intereses, lo que es algo previsible. Lo que habría que preguntarse es si los intereses de los políticos coinciden con los de sus ciudadanos. Los políticos han sabido usar las redes sociales para conseguir fondos o movilizar el voto pero no han sabido atraer la opinión de la población. Están empezando a ver que es posible involucrar a la ciudadanía en la discusión de una ley y, si de verdad tienen en cuenta esas opiniones, será un gran cambio. Pero quizás no siempre les interese esta opción.

Un estudio recientede Wikipedia reconoce que el número de artículos vandálicos se ha multiplicado en los últimos años. ¿A qué cree que se debe?

Wikipedia ha generado un círculo virtuoso en el que más apertura genera más incentivos y más valor. Desgraciadamente, a partir del momento en el que se crea valor, uno de los incentivos es destruir el propio sistema que lo ha generado. La Wikipedia puede defenderse de los ataques mediante sus editores, pero estamos hablando de la obra de referencia más utilizada de la historia y necesita recursos adicionales.

¿Puede hoy surgir alguna empresa en internet que sustituya a Googley Facebook?

Hace un año y medio hubiera dicho que sí, que internet era un círculo en el que unas empresas se agotan y surgen otras que las sustituyen. Ahora no estoy tan convencido. Facebook representa al 10% de la población mundial, un porcentaje muy elevado. Hoy es muy difícil pensar que otra empresa les podría sustituir. La única institución, si falla la disciplina de mercado, que podría mediar entre los usuarios y las empresas son los gobiernos, pero con el peligro de un mayor control.

¿Ha acabado internetcon la intimidad tal y como la conocíamos?

Sí, por supuesto. Pero es importante ese matiz de "tal y como la conocíamos". La privacidad no es algo tangible sino un conjunto de expectativas sociales. El problema es que lo tenemos todo en internet, los observadores de nuestra vida ya no son sólo nuestros vecinos; pueden ser incluso empresas que están en la nube. Pero también tenemos las herramientas para conseguir más intimidad.

¿Deben los gobiernos regular la privacidad?

Sí, pero eso también implica riesgos. Necesitamos cierta protección en relación con las empresas comerciales que manejan datos sensibles de los usuarios, pero al mismo tiempo, no hay que perder la libertad alejada del poder político que aportan las redes sociales.

Los contenidos generados por los usuarios han protagonizado internet 2.0. ¿Qué fenómeno cree que protagonizará internet 3.0?

Internet es una línea muy larga en la que no podemos precisar un momento de hito entre internet 1.0 y la 2.0. Wikipedia es uno de los servicios que ha provocado el efecto 2.0 de participación ciudadana, pero realmente el wiki [una web que puede ser editada por varias personas] se lanzó en 1995. Solo nuestro comportamiento en la red ya creará la nueva generación de servicios.