Domingo, 1 de Mayo de 2011

88-79. El Fuenlabrada tumba al Madrid y sube a los altares de la Liga ACB

EFE ·01/05/2011 - 16:23h

EFE - El pívot del Baloncesto Fuenlabrada, Adrián Laso, encesta durante el partido que enfrenta a ambos equipos correspondiente a la trigésima segunda jornada de la Liga ACB que se juega hoy en el pabellón Fernando Martín de Fuenlabrada, Madrid.

El Baloncesto Fuenlabrada ha certificado esta mañana una temporada histórica tras ganar con cierta holgura al Real Madrid y conseguir así, salvo hecatombe, su regreso a las eliminatorias por el título nueve años después a falta de dos jornadas para que quede clausurada la primera fase de la actual edición de la Liga ACB.

El triunfo de los hoy locales, reclamados por su público para salir de los vestuarios tras terminar el choque, resultó fruto de un notable acierto coral en el plano ofensivo, superior al del Real Madrid en un partido en el que las defensas, ambas, quedaron un tanto en entredicho.

La victoria del Fuenlabrada cobra aún más mérito si tenemos en cuenta que peleó golpe a golpe con un equipo con más recursos, y que en ningún momento guardó fuerzas para la 'Final a Cuatro' de la Euroliga que comienza el próximo viernes en Barcelona y en la que los blancos optan a su noveno título de 'Rey de Europa'.

Si a eso le añadimos que los primeros compases del encuentro le otorgaron ligeras ventajas a los visitantes, que nada fue a favor de obra, hay que concluir de nuevo en el doble mérito que para el equipo dirigido por el 'coreado' Salva Maldonado.

Tras dos primeros cuartos igualados, con alternativas y altercados (pequeños incidentes en la grada y fallos en el sistema electrónico que hace funcionar el marcador), con réplicas y respuestas a las réplicas en forma de rachas y con un Gustavo Ayón, pívot mexicano del Fuenlabrada, descollando sobre todos los demás y anotando mates carne de vídeo promocional de la Liga, se llegó al descanso con máxima igualdad (45-44).

El tercer cuarto resultó clave, el 'Fuenla' empezó a hacer lo que suele hacer en estos casos, imprimir una marcha más al partido y, caso de resultar, jugar poseídos por el acierto. Fruto de la impotencia, y cuando transcurría minuto 24, el base madridista Pablo Prigioni, que jugó en el Fuenlabrada sus dos primeras temporadas en España, fue sancionado con una técnica tras protestar y, ante los reproches del público, les lanzó agua de una botellas tras sentarse en el banquillo, con la consiguiente bronca posterior.

Aún más, tras regresar a la pista y, ante la pitada generalizada, de forma disimulada mostró el trasero a la grada (cubierto por una malla) en repetidas ocasiones. Es la segunda vez que se encara con una afición que lo aclamó en su día (también tuvo problemas cuando jugaba en el Baskonia) y su técnico, Emanuele Molin reprochó su actitud.

En el último acto, una buena racha del escolta estadounidense del Real Madrid Clay Tucker, con tres triples consecutivos, metió en el partido a los suyos que incluso se situaron a dos puntos a cinco minutos del final (76-74). No hubo caso, el equipo local estaba bendecido y el base letón Kristaps Valters anotó un triple que suele desatascar estas situaciones.

No hubo respuesta, salvo en el incansable Sergio Llull y el partido murió ante la euforia más que justificada de toda la familia que conforman el club fuenlabreño.

Ficha técnica:

Baloncesto Fuenlabrada 88 (22-23-23 y 20): Valters (15), Kus (9), Laviña (3), Barton (14) y Ayón (19), quinteto inicial; también jugaron, Mainoldi (9), Colom (10), Laso (2), Guardia (0), Cortaberría (2) y Rabaseda (5).

Real Madrid 79 (27-17-17 y 18): Prigioni (3), Llull (17), Suárez (0), Reyes (4), y Tomic (16), quinteto inicial; también jugaron, Mirotic (5), Rodríguez (10), Velickovic (4), Fischer (7) y Tucker (13).

Árbitros: Martín Bertrán, Murgui y Peruga.

Incidencias: Partido celebrado en el pabellón 'Fernando Martín' de Fuenlabrada (Madrid) ante 5.497; prácticamente lleno.