Domingo, 1 de Mayo de 2011

El arzobispo de Valencia cree que la muerte de García Gasco parece un reconocimiento a su fe

EFE ·01/05/2011 - 12:07h

EFE - Fotografía de archivo, del 5 de julio de 2006, del cardenal español Agustín García Gasco, arzobispo jubilado de Valencia, que falleció hoy por un infarto en Roma, donde se encontraba para asistir a la beatificación del papa Juan Pablo II.

El arzobispo de Valencia, Carlos Osoro, ha afirmado hoy que la muerte del cardenal Agustín García Gasco en Roma a causa de un infarto, el mismo día de la beatificación del papa Juan Pablo II, "parece un reconocimiento a su fe y adhesión a la Iglesia".

"En un día de una alegría inmensa por la beatificación de Juan Pablo II, he sentido también la tristeza porque nos ha dejado Don Agustín", ha afirmado Osoro, a través de un comunicado del Arzobispado.

El prelado, quien también se encuentra en Roma, donde ha asistido a la ceremonia de beatificación del papa, ha visitado la residencia de las Obreras de la Cruz donde ha fallecido García Gasco, a los 80 años de edad.

Ha señalado que "Dios tiene para cada uno los días señalados", y a su juicio, "parece como un regalo para Agustín el que le haya llamado aquí en Roma, junto al sucesor de Pedro, el mismo día en que Juan Pablo II era proclamado beato".

"Ha sido como un reconocimiento a su fe y a la adhesión a la Iglesia que manifestó durante toda su vida", ha añadido Osoro, quien ha participado en Roma en la beatificación de Juan Pablo II junto con su obispo auxiliar, monseñor Enrique Benavent.