Domingo, 1 de Mayo de 2011

Décimo día de hostilidades fronterizas entre Camboya y Tailandia

EFE ·01/05/2011 - 08:05h

EFE - Un soldado tailandés patrulla a bordo de un vehículo armado la línea del frente de los enfrentamientos fronterizos entre los ejércitos de Camboya y Tailandia, en Phanom Dong Rak, en la privincia tailandesa de Surin.

Los ejércitos de Tailandia y Camboya volvieron a quebrar el alto el fuego e intercambiaron disparos en la frontera, cuando hoy se cumplen diez días de hostilidades en las que han muerto 16 personas.

El fuego de disparos de armas automáticas reapareció anoche y se prolongó durante la madrugada, sin que las autoridades militares tailandesas o camboyanas informasen de víctimas.

La víspera fueron diez soldados tailandeses los que resultaron heridos.

Los combates de hoy volvieron a tener lugar en torno a los antiguos templos de la civilización jemer de Ta Meun y Ta Kwai (Ta Moan y Ta Krabei en camboyano, respectivamente).

Hasta la fecha, 16 personas han muerto en ambos bandos desde que comenzaron las hostilidades, el 22 de abril, y de ellas todos son militares, menos un civil de Tailandia, según datos oficiales.

Cerca de 100.000 personas han sido desplazadas a ambos lados de la frontera a causa de la violencia, la gran mayoría agricultores que en esta época del año deberían estar plantando la próxima cosecha.

La ONU, Estados Unidos y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) ejercen una fuerte presión para que Camboya y Tailandia vuelvan a la mesa de negociaciones.

Los primeros ministros de Camboya, Hun Sen, y Tailandia, Abhisit Vejjajiva, tienen previsto participar en la reunión que la ASEAN celebrará el 7 y 8 de mayo en Yakarta, ocasión que ofrece una oportunidad para que se puedan sentar los cimientos de un acuerdo permanente.

Camboya y Tailandia comparten una peligrosa frontera, por la gran cantidad de minas antipersonal que contiene, que nunca ha estado claramente definida.

El conflicto armado actual arrancó en 2008, cuando la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) declaró Patrimonio de la Humanidad e incluyó en territorio camboyano el templo de Preah Vihear, un monumento hindú del siglo XI y que se encuentra a más de un centenar de kilómetros al este de Ta Meun y Ta Kwai.

Tailandia ha dejado ya de reclamar Preah Vihear, pero aún quiere varios kilómetros cuadrados aledaños.