Archivo de Público
Sábado, 30 de Abril de 2011

Los Príncipes, Jáuregui y la vicepresidenta catalana asisten a la beatificación del papa Juan Pablo II

EFE ·30/04/2011 - 10:11h

EFE - Cientos de miles de peregrinos en la plaza de San Pedro del Vaticano a la espera de las ceremonias que culminarán mañana con la beatificación del papa Juan Pablo II.

Los Príncipes de Asturias encabezarán mañana en Roma la delegación oficial española en la beatificación del papa Juan Pablo II, de la que formarán parte el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, y la vicepresidenta de la Generalitat de Cataluña, Joana Ortega.

El diputado popular y vicepresidente tercero del Congreso, Jorge Fernández Díaz, completará junto al secretario general de la Casa del Rey, Ricardo Díaz-Hochleitner, y la embajadora ante el Vaticano, María Jesús Figa, la delegación oficial que representará a España en esta ceremonia, a la que también acudirá la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, según fuentes diplomáticas.

Dentro de esta segunda delegación española "no oficial", asistirán asimismo a la beatificación de Juan Pablo II el secretario de Relaciones Internacionales de la Generalitat de Cataluña, Senén Florensa, y los diputados Cristóbal Montoro y Fátima Báñez (PP), María Concepció Tarruella y Montserrat Surroca (CiU) y Carlos Salvador (UPN).

Más de cincuenta obispos y arzobispos españoles, entre ellos el cardenal arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal, Antonio María Rouco Varela, y el cardenal arzobispo de Barcelona, Lluis Martínez Sistach, acudirán también a la ceremonia de beatificación.

La mayoría de los obispos viaja encabezando peregrinaciones de fieles de sus diócesis que se han organizado para cubrir el trayecto en autobús, avión o incluso en barco.

La expedición más numerosa es la que lidera el obispo de San Sebastián, monseñor José Ignacio Munilla, quien ha organizado un viaje en barco Barcelona-Roma, al que se han sumado más de 600 jóvenes de Madrid, San Sebastián y Zaragoza.

La beatificación de Juan Pablo II también podrá ser seguida en directo por Internet y por decenas de pantallas gigantes instaladas en iglesias y catedrales de toda España.