Archivo de Público
Viernes, 29 de Abril de 2011

Rabat asegura que el atentado no detendrá el proceso de reformas

El explosivo que mató a 16 personas en un concurrido café de Marrakech fue accionado a distancia

RAÚL TORRES ·29/04/2011 - 23:39h

RAÚL TORRES -

"La bomba fue activada a distancia y no es obra de un suicida". El ministro de Interior marroquí, Taieb Cherkaoui descartó así este viernes la tesis del suicida que inicialmente manejó su Gobierno respecto al atentado en el que el jueves murieron 15 personas, diez de ellos turistas, en el Café Argana de la plaza Yemaa el Fna de Marrakech. La muerte de una mujer francesa este viernes elevó el saldo total de víctimas a 16.

Rabat no ha señalado aún a ningún grupo terrorista y nadie ha reivindicado el ataque. Sin embargo, el ministro Cherkaoui apuntó este viernes que el método utilizado en este atentado "recuerda al estilo de Al Qaeda", si bien no excluyó otra posible autoría. Los investigadores tratan de hallar un hilo del que tirar analizando el explosivo, compuesto por nitrato de aluminio, triperóxido de triacetona y clavos de hierro, que se utilizó en el café Argana.

El método utilizado "recuerda al de Al Qaeda", dice el ministro de Interior

Los forenses trabajan ahora para identificar a las tres víctimas a las que aún no han puesto nombre. De las otras 13 ya se conoce la identidad; son siete franceses, dos marroquíes, dos canadienses, un holandés y un británico.

Este ataque se produce en pleno proceso de cambios, después de que el rey Mohamed VI anunciara en un discurso el 9 de marzo una revisión de la Constitución y dos semanas más tarde indultara a 190 reos, de los que muchos eran presos políticos. Desde el Gobierno aseguran que la tragedia no detendrá las reformas. "Se trata de un momento difícil, pero Marruecos se enfrentará a este desafío, porque preservar la seguridad no es incompatible con las reformas", manifestó Jalid Naciri, portavoz del Gobierno.

No piensan lo mismo los jóvenes del Movimiento 20 de Febrero que, en una nota en Facebook, consideran que "el atentado trata de frenar el proceso de cambio con el rostro de la tiranía". Los jóvenes que con sus manifestaciones han forzado la promesa de cambio en Marruecos continúan: "Seguiremos con nuestras demandas haciendo uso del derecho de manifestación pacífica". Montasser Drissi, líder del Movimiento 20 de Febrero en Rabat, afirmó a Público: "El atentado hará más difícil el cambio en Marruecos. Gracias a este acto criminal la autocracia ganará algo de tiempo para mantenernos quietos, pero estamos pensando cómo contraatacar".

El nivel de alerta terrorista en España no se ha elevado tras el ataque

Condena unánime

El país está aún conmocionado. La condena ha sido unánime, incluido por parte del partido islamista Justicia y Desarrollo. En todas las mezquitas de Marruecos se celebró este viernes una oración fúnebre en memoria de las víctimas.

La polémica se vio este viernes alimentada por la noticia de la detención del periodista Rachid Nini, director del diario Al Masae, el más vendido del país, que fue muy criticada por la prensa marroquí. Nini se encuentra incomunicado y se le acusa de "atentar contra la seguridad del Estado". Reporteros sin Fronteras ha exigido su liberación.

A la espera de que se produzca una reivindicación del atentado, el nivel de alerta antiterrorista en España continuará en el nivel 2, el intermedio, el mismo que había antes del atentado. Fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por Público creen que este ataque se ha dirigido a desestabilizar el régimen marroquí y que la elección de un lugar con víctimas occidentales se ha relacionado únicamente con la búsqueda de repercusión, informa Pedro Águeda.