Archivo de Público
Viernes, 29 de Abril de 2011

"Soy ciudadano, no súbdito"

Cientos de personas se manifiestan contra la monarquía en Londres. 18 personas han sido detenidas durante la boda real

PUBLICO.ES / AGENCIAS ·29/04/2011 - 19:22h

Guillermo y Catalina, ya convertidos en marido y mujer.- Kerim Okten (EFE)

No sólo los curiosos y fans de la familia real han salido hoy a la calle en la capital británica para celebrar la boda entre Guillermo y Catalina. Cientos de personas se han manifestado hoy para recordar que los ciudadanos mantienen a la familia real, una institución hereditaria y que no debe rendir cuentas. 

Durante la jornada la policía británica arrestó a 18 personas en Londres por diversos delitos, en su mayoría menores, en medio de una de las mayores operaciones de seguridad organizadas jamás en la capital alrededor de la boda real. Unos 5.000 agentes estaban de servicio para controlar a la enorme multitud que ondeaba banderitas junto a unos 1.000 soldados a lo largo del trayecto que iba desde la abadía de Westminster a la residencia londinense de la reina Isabel II, el Palacio de Buckingham.

Bajo bajo el lema "No es la boda real" se ha celebrado uno de los actos que han protestado hoy contra la monarquía. Según uno de los organizadores -de la asociación Republic-, Graham Smith, pretendía ser "no una crítica a individuos, sino una celebración de la democracia".

"Deseamos que Guillermo y Kate sean felices, pero estamos en contra de tener que mantener a una familia con privilegios heredados que obviamente no ha sido elegida democráticamente y que, además, no debe rendir cuentas", afirmó.

Al ritmo de música de jazz y entre tazas de café y pasteles, podía verse a gente con camisetas que rezaban "cortadles la cabeza", en alusión a revoluciones contra la realeza, o "soy ciudadano, no súbdito", mientras los niños jugaban con falsos instrumentos de decapitación.

"Esta fiesta es el único lugar de Londres donde se puede permanecer cuerdo", declaró a Efe Phil Wood, de 50 años, quien se lamentó de la dificultad de captar más adeptos a la causa republicana en el Reino Unido -actualmente constituyen entre un 20 y un 25% de la población, según las encuestas- debido, según dijo, "al favoritismo monárquico de la mayoría de los medios de comunicación".

Steve Sincok, empleado municipal de 44 años, manifestó a su vez que "lo más indignante es que Cameron haya extendido un cheque en blanco para la celebración de esta boda mientras que dice que no hay dinero para mantener abiertos hospitales y construir escuela".

"La policía anunció que no toleraría pancartas antimonárquicas" Hoy fue un día tranquilo y alegre en la mayor parte del Reino Unido, sin apenas manifestaciones de protesta (pese a que se habían anunciado), entre otras cosas porque la Policía había advertido de que respondería con contundencia a éstas y no toleraría pancartas antimonárquicas, lo que disuadió a varios colectivos.

Pese a todo, hubo dos pequeñas protestas en el centro de Londres y, según confirmó a Efe Scotland Yard, la jornada se saldó con más de 45 detenciones, en general por alteración del orden público.

18 detenidos

Equipos de expertos con perros rastreadores habían patrullado la ruta de la comitiva en busca de explosivos, mientras los helicóperos sobrevolaban la zona dentro de la operación para proteger al príncipe Guillermo y su ya mujer, Kate Middleton.

A las 10:00 GMT, un portavoz de la Policía Metropolitana dijo que había habido 18 arrestos, entre ellos uno por supuesta agresión sexual, tres por borracheras y otros tres por robo. Los curiosos que esperaron durante horas para poder echar un vistazo a la pareja real en su carruaje abierto y tirado por caballos dijeron que el ambiente era alegre, pese al gran número de personas y la fuerte presencia policial.

"Para el número de personas que hay aquí, todo es muy festivo", dijo Becton Davis, de 42 años, que vive en Londres pero es originario de Carolina del Norte. "El ambiente es estupendo".