Archivo de Público
Viernes, 29 de Abril de 2011

El lanzamiento del Endeavour aplazado 72 horas

La NASA decide posponer el lanzamiento por un problema con dos calentadores de la unidad de potencia auxiliar

PÚBLICO / EFE ·29/04/2011 - 18:35h

AFP/Stan HONDA/TOPSHOTS - El transbordador espacial Endeavour en el Centro Espacial Kennedy en Florida.

La agencia espacial estadounidense (NASA) decidió hoy posponer el lanzamiento del transbordador Endeavour al menos 72 horas por un problema técnico. El director de lanzamiento del transbordador, Mike Leinbach, anunció el aplazamiento al afirmar que hay un problema con dos calentadores de la unidad de potencia auxiliar (APU).

Los fallos se han detectado a última hora durante los procedimientos de mantenimiento antes del vuelo y aunque hicieron varias maniobras para repararlos no fue posible. La pieza averiada es fundamental para los sistemas de control y aterrizaje de la nave. Aunque el transbordador contaba con tres unidades de potencia auxiliar, Leinbach asegura no poder arriesgarse a que el Endeavour salga con una o dos unidades porque "si perdemos uno de lo que están bien corremos un alto riesgo de que la unidad se congele y no funcione".

Los ingenieros de la NASA están reunidos y las operaciones de reparación comenzarán hoy después de que vacíen el tanque de combustible externo, una operación que durará más de una hora.  Para la NASA la seguridad de los seis tripulantes prima ante todo. "Este es nuestro negocio, no volaremos hasta que el transbordador esté preparado", dijo Leinbach.

La unidad de potencia auxiliar tiene una estructura como la de un motor de avión pero su misión no es producir empuje, sino que actúa como fuente de energía y es una pieza fundamental para la vuelta de los astronautas a la Tierra. Las unidades de potencia auxiliares se encargan de proveer de potencia para los sistemas de frenado hidráulico del transbordador.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y la ministra española de Ciencia y Tecnología, Cristina Garmendia, entre otras personalidades, tenían previsto desplazarse al Centro Espacial Kennedy de la NASA en Cabo Cañaveral en Florida para presenciar el lanzamiento, que estaba anunciado para las 19.47 GMT de hoy.

La ceremonia se preveía especialmente emotiva por tratarse de la última misión del Endeavour y por la presencia en ella de la congresista Gabrielle Giffords, quien sufrió un atentado en enero pasado y cuyo marido es el comandante de la expedición, Mark Kelly.

El proyecto está dirigido por el profesor Samuel C. C. Ting, premio Nobel de Física en 1976. El detector del transbordador espacial es el AMS-02 (Espectrómetro Magnético Alfa), de siete toneladas, capaz de filtrar miles de partículas que atraviesan el espacio y dará numerosas pistas a los científicos sobre los orígenes del Universo.

16 países colaboran en la que será la mayor cacería antimateria, entre ellos España, que  ha diseñado el detector de partículas RICH (Ring Imaging Cherenkov). La ministra española de Ciencia y Tecnología, Cristina Garmendia, que se encuentra de visita en Estados Unidos, destacó la "fortaleza de las capacidades españolas" para participar en este proyecto y resaltó la "relevancia de la ciencia española a nivel mundial".

Cuatro días después del lanzamiento, el Endeavour se acoplará a la Estación Espacial Internacional (ISS). En ese momento, los brazos robóticos del transbordador y la ISS colocarán el AMS en su sitio. Con ello, se realizará la primera conexión eléctrica y el envío de datos, primero a los centros espaciales Goddard y JPL de la NASA y después al laboratorio europeo de física de partículas CERN, en Ginebra. Es aquí donde opera el acelerador de partículas más potente del mundo, el LHC, que puede generar energías similares a las que sucedieron durante el Big Bang. El AMS pescará en el espacio los restos naturales del verdadero Big Bang durante los próximos diez años. Al mismo tiempo esta máquina generará pequeños big bangs artificiales en tierra para intentar recrear las partículas originarias del universo.