Miércoles, 16 de Enero de 2008

Todoterrenos: motores de insostenibilidad

Un informe de Ecologistas en Acción denuncia la capacidad contaminante y la peligrosidad de los vehículos 4x4

MARÍA GARCÍA DE LA FUENTE ·16/01/2008 - 08:05h

SXC - Un todoterreno invade un prado.

Los todoterrenos cada vez tienen más presencia en calles y caminos rurales. El año pasado, la matriculación de todoterrenos pequeños aumentó en España un 27%; la de medianos, un 12%, y la de lujo, un 9%.

La imagen de estos coches suele asociarse a bienestar, seguridad y alto estatus social. Pero un informe de Ecologistas en Acción, presentado el martes, denuncia su impacto negativo sobre el medio ambiente y la seguridad, y los califica como turismos "insostenibles". "Lejos de ser representantes del éxito social, son el exponente más claro del despilfarro de recursos y la insolidaridad con el resto del planeta", resume la organización.

El informe recuerda que los 4x4 se caracterizan por su mayor volumen, peso y potencia, lo que implica mayor consumo de energía y más emisiones de CO2, partículas en suspensión y NO2, agentes contaminantes que "contribuyen a aumentar las afecciones cardiorrespiratorias".

Añade que el sector del transporte es responsable de un tercio de las emisiones de CO2 y que frente a los 125 gramos de CO2 por kilómetro de media de emisiones para los turismos que propuso ayer el Parlamento Europeo, los todoterrenos emiten de media 151 gr/km, aunque algún modelo llega a los 406 gr/km.

"Falacia de la seguridad"

Además de contaminar el aire, insiste Ecologistas en Acción, estos vehículos son más ruidosos (con sus ruedas, más anchas, el rodamiento es mayor), ocupan más espacio (complican los atascos), y aumentan el peligro de atropello para peatones y ciclistas, ya que la forma de conducirlos es a menudo "poco respetuosa con el resto de usuarios de la vía pública", según denuncia la organización.

Uno de sus portavoces, Samuel Martín-Sosa, opina que la sensación de seguridad que da ir en todoterreno es falsa, ya que, al tener el centro de gravedad más alto, vuelcan con más facilidad y asegura que este tipo de accidentes tienen un índice de mortalidad tres veces mayor en todoterrenos que en el resto de turismos. Además, afirma, la distancia necesaria para frenar es mayor, por la inercia del 4x4, dado su mayor peso.

Los ecologistas sostienen además que un viandante golpeado por estos grandes vehículos tiene el doble de posibilidades de morir que si lo atropella un turismo común. Ecologistas en Acción concluye que en el medio rural este tipo de vehículos destroza caminos naturales y arranca el humus del suelo que permite el crecimiento de la vegetación, registra más atropellos de anfibios y reptiles, daña el patrimonio histórico y cultural, y entra en conflicto con pastores y rebaños, cicloturistas y caminantes, además de aumentar el riesgo de incendio al penetrar en zonas boscosas y proyectar partículas incandescentes.

Noticias Relacionadas