Archivo de Público
Viernes, 29 de Abril de 2011

Infancia robada

 

 

EULÀLIA IGLESIAS ·29/04/2011 - 08:00h

'NO TENGAS MIEDO'

FICHA TÉCNICA

Género: Drama
Clasificación: >16
Compañía: ALTA
Duración: 89'
Personal: Belén Rueda (Actor), Cristina Plazas (Actor), Javier Pereira (Actor), Lluís Homar (Actor), Michelle Jenner (Actor), Montxo Armendariz (Director), Nuria Gago (Actor), Rubén Ochandiano (Actor). 

EN SÍSTESIS

La pequeña Silvia lleva una vida normal hasta el día que su padre inicia 'un nuevo juego' con ella. Mientras su madre parece preferir no darse cuenta de nada, Silvia crece incapaz de escapar de los abusos sexuales de su progenitor. Convertida en una adulta silenciosa, angustiada y ludópata, intentará superar, con la ayuda de su mejor amiga y una psicóloga, las secuelas que de tantos años de violencia.

COMENTARIO

La nueva película de Montxo Armendáriz pone en evidencia su vocación ya desde su título. 'No tengas miedo' quiere funcionar como una mano tendida a las personas que han sufrido abusos durante su infancia para ayudarles a romper el cerco de silencio en que habitualmente acaban encerrados. Y el cineasta navarro se propone hacerlo desde un filme que evita caer en el dramatismo fácil o en el simplismo de un cine de servicios sociales.

'No tengas miedo' se acerca más al estilo de los hermanos Dardenne que a las inercias de cierto cine realista español que ha practicado el propio director. Desde buen comienzo, la cámara no se despega del cuerpo de Silvia. La protagonista deambula perdida entre dos mundos, el infierno de su hogar que nunca se hace explícito en la pantalla y una vida exterior donde no consigue encajar. Armendáriz sigue compulsivamente a este personaje que ha quedado atrapado en la rutina del horror. La fuerza cinematográfica de No tengas miedo' se encuentra en transmitir el temblor que se ha apoderado del cuerpo y el alma de Silvia, a quien da vida ya de adulta una Michelle Jenner que firma aquí su ingreso en la madurez interpretativa, sin necesidad de forzar situaciones que expliciten el drama. La película gana calado en los silencios y el fuera de campo, esos que cargan de tensión la relación con un padre al que se evita dibujar como a un monstruo.

A lo largo de la película, Armendáriz introduce una serie de secuencias, situadas como engarces entre las diferentes etapas vitales de la protagonista, que recuperan testimonios reales de víctimas de abusos en la infancia. Es en esta aproximación directa al tema donde el filme acaba chirriando. Aquí el cineasta no consigue encontrar el equilibrio entre el enfoque frontal y el control del dramatismo. Escuchar a una serie de intérpretes recitando con impostada naturalidad, en una sesión de terapia, diálogos que suenan demasiado elaborados resta emoción a unas escenas que deberían estremecer hasta el tuétano.

CINE E HISTORIA

Desde su celebrado debut con 'Tasio' en 1984, la carrera de Armendáriz navega entre el presente y la memoria. Como un espejo paseando por la historia reciente de España, ha retratado el estallido de las drogas entre los jóvenes de los ochenta en '27 horas' (1986), la explotación de los inmigrantes en 'Las cartas de Alou' (1990), el hedonismo yuppie de la juventud de los noventa en 'Historias del Kronen' (1994) y el mundo rural del siglo XXI en 'Escenario móvil' (2004), además de los paisajes históricos de 'Secretos del corazón' (1996), 'Silencio roto' (2001) y 'Obaba' (2005).