Archivo de Público
Viernes, 29 de Abril de 2011

Los ayuntamientos tendrán déficit cero a final de 2014

El periodo para aflorar sin sanciones el empleo sumergido se extenderá a agosto

PÚBLICO ·29/04/2011 - 08:00h

PÚBLICO - La vicepresidenta económica, Elena Salgado, y el presidente de los municipios, Pedro Castro. guillermo sanz

Los alcaldes españoles pactaron ayer abrocharse el cinturón aún más en los próximos años y participar en la senda de consolidación fiscal del Estado con una reducción del déficit que se quedará en cero en 2014. La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y el Gobierno se reunieron ayer tarde para rubricar un acuerdo con el que los ayuntamientos sostienen también la senda de estabilidad presupuestaria que el Ejecutivo anuncia hoy tras el Consejo de Ministros.

Hasta ahora, sólo se conocía el objetivo de déficit para el conjunto de las Administraciones Públicas con el horizonte de 2013 con la meta impuesta por Bruselas del 3%, pero tras el acuerdo de ayer, y el del miércoles con las comunidades autónomas, el Ejecutivo presenta hoy sus nuevos objetivos a cuatro años vista. Por lo pronto, el de las corporaciones municipales es muy ambicioso ya que pretende que el 0,3% de déficit que tienen autorizado para este año y el próximo se quede en dos décimas de punto en 2013 y en cero para 2014. En 2009, los ayuntamientos habían llegado a acumular un agujero financiero medio del 0,5%.

El Gobierno aprueba hoy la senda de estabilidad que envía a Bruselas

Además, la FEMP y el Gobierno han acordado también las condiciones por las que un ayuntamiento no tendrá que presentar planes económicos de reequilibrio. Según las nuevas directrices, los ayuntamientos que no tengan un déficit superior al 5,53% de sus ingresos no financieros, no tienen por qué presentar estos planes.

Junto al objetivo de déficit para 2014, Economía llevará hoy al Consejo de Ministros el nivel de deuda pública hasta ese ejercicio. Este documento se remite posteriormente a Bruselas para su visto bueno. Junto con el Plan de Estabilidad, el Gobierno aprueba también el Plan Nacional de Reformas, en el que incluye las medidas estructurales que el Ejecutivo tiene pensado desarrollar en los próximos meses.

No serán los únicos planes que verán mañana la luz en el Consejo de Ministros. El Ministerio de Trabajo llevará al menos tres proyectos para continuar el proceso de reformas del mercado laboral. Entre ellas, la integración de los trabajadores agrarios en el Régimen General (ver pág. 25), el refuerzo de la Inspección de Trabajo y el plan para aflorar empleo sumergido.

La CEOE critica la falta de medidas fiscales en el plan contra el fraude

Anoche aún se perfilaban las últimas pinceladas de este plan, que entrará en vigor inmediatamente después de su aprobación. Como ya se había anunciado, la iniciativa constará de dos fases: un periodo de gracia donde los empresarios podrán dar de alta a sus trabajadores motu proprio sin ser sancionados y una segunda fase en la que recrudecerán los mecanismos de persecución de este fraude.

Prueba en septiembre

Según aseguró el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, en Los desayunos de TVE, el periodo de gracia durará al menos "tres meses aproximadamente", por lo que la segunda fase arrancará en agosto. Desde Moncloa estaban muy interesados en poner en marcha cuanto antes el plan, pero la propia Inspección de Trabajo abogó por su retraso ya que no contaría con efectivos suficientes en verano como para poder asumir los objetivos que se marcan en la segunda fase.

Aún están pendientes de negociación aspectos del plan, como la participación de Hacienda. Precisamente ayer el presidente de la patronal, Juan Rosell, criticó la puesta en marcha del programa por no ir acompañado de aspectos fiscales. Rosell se reunió el miércoles con el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, para hablar de este plan, entre otras cuestiones.