Archivo de Público
Jueves, 28 de Abril de 2011

Abás ve compatible pactar con Hamás y negociar la paz con Israel

El presidente palestino responde al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y asegura que es él quien debe elegir "entre la paz o los asentamientos"

EFE ·28/04/2011 - 16:54h

EFE - El presidente palestino, Mahmud Abás.-

El presidente palestino y líder de Fatah, Mahmud Abás, ha insistido hoy en la compatibilidad de negociar la paz con Israel y el acuerdo para la reconciliación con el movimiento islamista Hamás alcanzado ayer en El Cairo.

En un encuentro en la sede presidencial en la ciudad cisjordana de Ramala, Abás ha subrayado que el nuevo Ejecutivo de coalición que formen ambas facciones, enfrentadas desde 2007, y las conversaciones de paz con Israel, estancadas desde el pasado septiembre, son "dos cosas diferentes".

El futuro Gobierno transitorio "nada tiene que ver con la política", que "está únicamente en manos de la OLP", la Organización para la Liberación de Palestina, ha recalcado el dirigente, según medios locales.

Abás ha recordado en este sentido que no es el Gobierno que preside quien se encarga de las conversaciones con Israel, sino la OLP, representante del pueblo palestino en el diálogo de paz y a la que no pertenece Hamás.

"Ha habido negociaciones desde 1993 (Acuerdos de Oslo), cuando (el entonces líder palestino Yaser) Arafat reconoció el Estado de Israel y (el entonces primer ministro israelí Isaac) Rabin dijo que reconocía a la OLP (Organización para la Liberación de Palestina) como el legítimo representante palestino. Continuaremos esas conversaciones a través de la OLP", ha recalcado.

Abás ha rechazado asimismo la reacción al acuerdo del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que le instó anoche a "elegir entre la paz con Israel o la paz con Hamás". Israel ve imposible que los palestinos negocien la paz con un movimiento que rechaza en su documento fundacional la existencia del Estado judío.

En los últimos años diversos líderes de Hamás se han mostrado dispuestos a aceptar la creación de un Estado palestino en sus fronteras internacionalmente reconocidas, es decir, en los territorios que Israel ocupa desde 1967 (Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este) y una tregua de larga duración con Israel, aunque sin reconocimiento de su derecho a existir.

"Hamás es parte del pueblo palestino. No puedo ignorarles. Son parte de nosotros y Netanyahu es nuestro socio. No queremos elegir entre los dos", ha afirmado. El presidente palestino ha agregado que, de hecho, es Netanyahu quien "tendrá que elegir entre la paz y los asentamientos".

Según Abás, el futuro Gobierno de unidad "nada tiene que ver con la política"

"No estamos pidiendo que en esta etapa se evacúe uno solo de los asentamientos, tan sólo una moratoria", ha reiterado.

Horas antes, uno de los principales dirigentes de Hamás, el ex ministro de Exteriores Mahmud al-Zahar, había dado una visión diferente de la posibilidad de combinar el diálogo con Israel con la presencia de su movimiento en el poder.

"No será posible para el Gobierno nacional provisional participar o apostar o trabajar en el proceso de paz con Israel", ha indicado Al-Zahar, que pertenece al ala más radical de Hamás. El líder islamista ha matizado que no impedirá a la OLP negociar con Israel "sobre trivialidades".

"Si Al-Fatah quiere intentar obtener un Estado, son bienvenidos. En lo tocante a nosotros, no ha habido negociaciones de paz en las dos últimas décadas", dijo.

Alemania no reconocerá a Hamás

Pese al acuerdo alcanzado el miércoles entre la facción nacionalista palestina Fatah y Hamás, el Gobierno alemán seguirá sin reconocer a esta última facción como una interlocutora válida.

"El movimiento radical Hamás no puede ser un interlocutor para Alemania puesto que cuestiona el derecho a la existencia de Israel", ha manifestado hoy el ministro de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, en una breve comparecencia convocada para pronunciarse sobre esa cuestión.

Westerwelle ha afirmado que esa "es y será nuestra línea directriz", para añadir que su gobierno analizará ahora con detenimiento el acuerdo alcanzado por ambas facciones palestinas y lo discutirá con sus socios y aliados.

El jefe de la diplomacia alemana ha ratificado que Alemania mantiene su compromiso para una solución basada en la existencia de dos Estados: israelí y palestino, y el reconocimiento recíproco entre sí.

Westerwelle ha insistido, asimismo, en que el gobierno alemán no aceptará una declaración unilateral del estado palestino, sin el reconocimiento de Israel, aunque cuente con el apoyo internacional.

El acuerdo alcanzado entre Fatah, del presidente palestino Mahmud Abás, y Hamás se considera el primer paso para la fundación de un estado palestino independiente.

El pasado marzo, la canciller Angela Merkel se comprometió ante el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, de visita en Berlín, a que su gobierno no se apoyará una reconocimiento unilateral, tal como pretende impulsar la Autoridad Nacional Palestina (ANP) a escala internacional.

Por su parte, Naciones Unidas ha ofrecido su "firme apoyo" a la reconciliación entre ambas facciones. "La ONU apoya firmemente todos los esfuerzos encaminados a avanzar en la reunificación de Gaza y Cisjordania dentro del marco de los compromisos de la Organización para la Liberación de Palestina" (OLP), ha indicado hoy el portavoz del organismo internacional, Farhan Haq.