Archivo de Público
Jueves, 28 de Abril de 2011

Científicos rechazan prohibición europea a patente células madre

Reuters ·28/04/2011 - 12:39h

Por Kate Kelland

Investigadores científicos arremetieron el miércoles contra un caso de la Corte de Justicia Europea (CJE) que consideran que podría bloquear el desarrollo de las terapias basadas en células madre en Europa.

El defensor general de la CJE dijo que todas las patentes sobre tecnologías relacionadas con las células madre deberían prohibirse por cuestiones morales.

Pero en una carta publicada en la revista Nature y durante una reunión en Londres, los máximos expertos en células madre señalaron que eso podría ser un desastre para los laboratorios que están buscando tratamientos para condiciones como la ceguera y lesiones de la médula espinal.

"Si la CJE va a seguir esta opinión, la realidad es que todas las patentes europeas que se relacionan con células madre de embriones humanos serán eliminadas", dijo Austin Smith, del Centro para la Investigación de Células Madre en Cambridge, uno de los 13 firmantes de la carta.

"Esto colocará a Europa en una enorme desventaja", añadió Smith.

La tecnología con células madre se ha vuelto controvertida dado que algunas líneas celulares derivan de embriones.

Las células madre embrionarias provienen de embriones humanos con apenas días de vida y pueden producir cualquier tipo de célula del cuerpo.

Los científicos generalmente las toman de embriones dejados de lado en clínicas de fertilidad luego de tratamientos de fertilización in vitro (FIV), los cuales de otra manera serían descartados.

Dos empresas estadounidenses -Advanced Cell Technology y Geron- obtuvieron recientemente aprobación para realizar ensayos en etapa final sobre humanos de terapias que emplean células madre embrionarias, y muchas otras compañías apuntan a la investigación con células madre en Europa.

Entre ellas, se encuentra el gigante estadounidense Pfizer, la firma anglo-sueca AstraZeneca, el laboratorio suizo Roche, la compañía francesa Cellectis y una pequeña empresa biotecnológica italiana llamada Avantea, indicaron los científicos.

El caso de la CJE, sobre el cual no hay un juicio definitivo aún, es el último paso de una larga batalla legal sobre una patente solicitada hace varios años por científicos en Alemania y desafiada por el grupo ambiental Greenpeace.

El defensor general de la CJE para este caso, Yves Bot, el mes pasado aconsejó que las solicitudes de patentes en las que se emplean células madre embrionarias deberían prohibirse por cuestiones morales.

La CJE, el máximo tribunal europeo, respalda las opiniones de los defensores generales en la gran mayoría de los casos y se espera que se expida sobre este caso en los próximos meses.

Smith y el resto de los firmantes -entre los que se encuentran investigadores con células madre de toda Europa- argumentaron que la generación de patentes es un paso clave en el desarrollo de nuevos tratamientos médicos.

Sin la protección de patentes, indicaron los expertos, los laboratorios no invertirán en la investigación o la producción de tecnologías celulares, necesarias para el desarrollo de las terapias con células madre.