Martes, 15 de Enero de 2008

La Bolsa baja más de un 3% y pierde los 14.000 puntos por temor a una recesión en EEUU

Fuertes caídas en todos los mercados por los pésimos resultados de Citigroup, arrastrado por las hipotecas basura, y el temor a una recesión en EEUU

AGENCIAS ·15/01/2008 - 18:00h

EFE - Imagen de archivo de la Bolsa de Madrid.

La bolsa española cayó hoy el 3,37%, la mayor caída desde mediados de agosto pasado, y perdió el nivel de 14.000, afectada por estadísticas que señalan la cercanía de la recesión en Estados Unidos y por la caída de la banca ante los malos resultados de Citigroup .

Así, el principal índice del mercado nacional, el Ibex-35, cayó 486,70 puntos, equivalentes al 3,37%, y acabó en 13.945,20 puntos, nivel similar al registrado a mediados de septiembre pasado y que implica un descenso acumulado del 8,15% en las diez sesiones celebradas este ejercicio.

Además, del Ibex, que liquidaba en esta sesión todas las ganancias acumuladas el año pasado, el 7,32%, el índice general de la Bolsa de Madrid bajó el 3,25%, mientras que el Ibex Small Caps cayó el 3,98% y el Ibex Medium, el 3,15%.

Europa, por los suelos

Las bolsas europeas cerraron a su nivel de cierre más bajo en 15 meses presionadas por el sector bancario, que se vio afectado por los temores de una eventual recesión en Estados Unidos y acusó el anuncio de importantes pérdidas trimestrales en Citigroup, así como la sorprendente caída de las ventas minoristas en EEUU.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 cerró con un retroceso de un 2,4% a 1.397,62 unidades, su nivel de cierre más bajo desde el 3 de octubre de 2006.

Con el euro a 1,483 dólares, Londres bajó el 3,06%; París, el 2,83%; Milán, el 2,3%, y Fráncfort, el 2,14%.

España, detrás

La bolsa española empezó el día con pérdidas moderadas al seguir la estela de las plazas europeas, que desconfiaban del rebote del mercado estadounidense en la víspera, cuando subió el 1,3%.

Las declaraciones del presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, sobre el crecimiento del 2% de la economía europea este año no animaron a los inversores, que tampoco recibían con agrado los datos del IPC español, que acabó el ejercicio pasado en el 4,2% (en Italia en 2,6 y en el Reino Unido en el 2,1%).

Pese a la caída de la confianza inversora germana en diciembre (índice ZEW) a niveles de tres lustros atrás y a que el petróleo Brent rondaba 93 dólares por barril, la bolsa intentaba aferrarse al nivel de 14.300 puntos.

Las cosas empezaron a complicarse después del mediodía, cuando los futuros estadounidenses iniciaban un pronunciado descenso, lo que coincidía con el anuncio de Citigroup de que su beneficio anual se redujo el 83% tras registrar unas pérdidas de 9.800 millones en el último trimestre. El pasado noviembre, su presidente dimitió por la crisis de las hipotecas y anunció recientemente que despedirá a 20.000 trabajadores, iniciativa que también anunciaron algunas empresas tecnológicas, como Nokia.

¿Crisis? Sí, crisis

La situación se agravó con el descenso del 0,4% de las ventas minoristas estadounidenses y de la actividad manufacturera en el estado de Nueva York en diciembre, lo que fue interpretado como un signo de desaceleración y de proximidad de la recesión.

Estas estadísticas provocaron la subida del euro por encima de 1,49 dólares, aunque con posterioridad se aproximaría a 1,48 unidades, y la caída del petróleo a menos de 91 dólares, además de incrementar las pérdidas de las plazas europeas -el Ibex rompía el soporte de 14.040 puntos una hora antes del cierre- y de Wall Street, que cedía el 1,7% al cierre español.

De los principales valores, Banco Santander cayó el 3,85%; Repsol, el 3,56%; BBVA, el 3,4%; Iberdrola, el 3,09% y Telefónica, el 1,93%.

Inditex registró el mayor descenso del Ibex, el 8,83%, seguida de Sacyr, que cedió el 7,94% afectada por la disposición de Eiffage a solucionar sus problemas en los tribunales, en tanto que Bankinter cayó el 7,68%, perjudicado por un informe negativo.

Todos los sectores del mercado madrileño bajaron: materiales básicos, el 4,41 por ciento; servicios financieros, el 3,63%; petróleo, el 3,3%; servicios de consumo, el 3,24%; bienes de consumo, el 3,29%, y tecnología, el 1,94%.