Archivo de Público
Jueves, 28 de Abril de 2011

Mourinho: "Si digo lo que pienso, termina mi carrera"

El entrenador del Real Madrid pagó sus ironías y aplausos tras la expulsión de Pepe. "Espero que Guardiola tenga el placer de ganar una Champions limpia, sin escándalos"

HUGO JIMÉNEZ ·28/04/2011 - 00:05h

Mourinho terminó en la grada. Demasiados aplausos, demasiada guasa, demasiada ironía. El técnico pagó con la expulsión sus constantes expresiones hacia el juez de línea tras la expulsión de Pepe.

En el instante en que el jugador madridista es expulsado, Mourinho gesticula con el pulgar hacia arriba al asistente. Un gesto de guasa.

El técnico luso se dirige de forma repetida al asistente, indicándole con ironía que habían hecho muy bien. "Well done, well done (bien hecho), good decision", le dice Mourinho al cuarto árbitro en inglés. El entrenador continuó en su línea y aplaudió al colegiado. Ese fue el gesto que desató la expulsión de Mourinho.

Tras el partido, el portugués se quejó constantemente del árbitro y de las decisiones de la UEFA. "No sé por qué. Dejo aquí esta pregunta que un día espero que tenga respuesta. No debería ni estar aquí. Pero a ver si alguno de vosotros me puede dar una respuesta. De repente, por milagro, Pepe expulsado. Mi equipo con 10 y vía libre para solucionar los problemas que no habían podido. Si digo lo que pienso del árbitro y de la UEFA, en este mismo momento termina mi carrera en el fútbol".

Preguntado acerca de la razón de su expulsión, el técnico dijo no entenderla. "Yo me he limitado a aplaudir la decisión del árbitro. No ha sido un aplauso en realidad, lo he hecho con dos dedos, sin aplaudir. Nada más, eso es todo respecto a la expulsión", zanjó Mourinho de forma cortante. "Puedo vivir toda mi vida con esa cuestión pero espero que un día tenga respuesta. Por qué un equipo fantástico necesita de una cosa que es obvia. Frisk, Ovrebo, Busacca. No entiendo", prosiguió.

¿Por qué no dejan jugar y que gane el mejor?

Al principio de su comparecencia, Mourinho no quería decir nada, pero a medida que se fue calentando empezó a disparar a discreción: "Después de todas las expulsiones que he sufrido en Champions, siempre me pregunto lo mismo. Sólo dejo una pregunta: ¿por qué?". Mourinho, muy molesto, siguió criticando a la UEFA y a los dirigentes. "Yo no sé quién es el responsable. No sé si es Villar, no sé si es la UEFA. Pero ¿por qué no dejan jugar y que gane el mejor? Si al final el mejor va a ganar. El fútbol debe ser un deporte con reglas para todos", se quejó el portugués.

Mourinho no dejó de elogiar a su rival. "Tienen un equipo fantástico, quiero decirlo varias veces. Son un gran equipo". Sin embargo, hizo referencia a que los azulgrana deberían estar de acuerdo con él. "Conozco a muchos catalanes y son gente honesta. Estoy seguro de que no les ha gustado ganar así. Porque ganar de esta forma no tiene el mismo sabor", añadió el técnico del Madrid. "Espero que un día Guardiola tenga la oportunidad y el placer de ganar una Champions entera. Y me refiero a una competición ganada de forma brillante, sin escándalos por detrás".

Mourinho dio por perdida la eliminatoria. "Está decidida. De todos modos, iremos allí con todo el orgullo, con todo el respeto por nuestro mundo que es el fútbol. Algunas veces me da un poco de asco vivir en este mundo y ganarme el dinero en este mundo. Iremos a Barcelona sin Pepe, que no ha hecho nada, sin Ramos, que no ha hecho nada. Este resultado es prácticamente imposible de remontar. Si acaso hacemos un gol allí dejamos la eliminatoria abierta, nos matan otra vez", protestó por enésima vez Mourinho.