Miércoles, 27 de Abril de 2011

La OMS alerta sobre la enorme carga de las enfermedades crónicas

Reuters ·27/04/2011 - 13:19h

Por Kate Kelland

Dolencias crónicas como el cáncer, los problemas cardíacos y la diabetes causan más muertes que todas las demás enfermedades juntas, dijo el miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En un informe mundial sobre las llamadas enfermedades no transmisibles (NCD por sus siglas en inglés), el organismo de Naciones Unidas dijo que esas dolencias alcanzaron proporciones epidémicas y en la actualidad suponen una amenaza mayor que condiciones infecciosas como malaria, sida y tuberculosis.

"La epidemia de NCD supone una enorme carga en términos de sufrimiento humano y ocasiona graves daños al desarrollo humano tanto en la esfera económica y social", indicó el informe.

"Esta situación no puede continuar. Intervenir es una necesidad acuciante. A menos que se tomen medidas serias, la carga de las NCD alcanzará niveles que van más allá de la capacidad de gestión", añadió.

Las NCD -que incluyen la enfermedad cardíaca, el cáncer, la diabetes y los problemas respiratorios- representaron 36 millones, o un 63 por ciento, de los 57 millones de muertes que se registraron en todo el mundo en el 2008.

Con todo, esa carga podría reducirse de forma significativa, con millones de vidas salvadas y mucho sufrimiento evitado, si la población hiciera más para evitar factores de riesgo importantes, como fumar, beber alcohol en exceso y tener sobrepeso, dijo la OMS.

La agencia de Naciones Unidas halló que casi 6 millones de personas mueren anualmente debido al tabaco -tanto fumadores activos como pasivos. Para el 2020, esta cifra se incrementará a 7,5 millones, lo que representará un 10 por ciento de los fallecimientos en todo el mundo.

Otros 3,2 millones de personas mueren cada año por la falta de actividad física, al menos 2,8 millones fallecen como resultado del sobrepeso o la obesidad y 2,5 millones de personas, por niveles dañinos de ingesta de alcohol.

Una reunión especial de la Asamblea General de Naciones Unidas estudiará en septiembre en Nueva York la amenaza creciente de las NCD, y el informe de la OMS sobre el estado mundial de estas enfermedades busca establecer formas para seguir la epidemia, reducir sus factores de riesgo y mejorar la salud de quienes ya las padecen.

El reporte añadió que la epidemia ya superó la capacidad actual de los países más pobres para afrontar este problema, lo que conlleva que las muertes y minusvalías hayan crecido desproporcionadamente en estas naciones.

"A medida que crece el impacto de las NCD y a medida que la población envejece, se prevé que las muertes anuales continúen incrementándose en todo el mundo, y se espera que el mayor incremento se dé en regiones con ingresos medios o bajos", agregó.

En muchos países en desarrollo, donde el foco se pone a menudo en las enfermedades infecciosas, las dolencias crónicas se suelen detectar tarde, cuando los pacientes necesitan un cuidado sanitario caro y extenso.

La mayoría de estos cuidados no son asequibles, u obligan a los pacientes y a sus familias a cubrir los gastos de su bolsillo, llevándolos a la pobreza, lo que pone aún más en peligro su salud.

Casi el 80 por ciento de las muertes por NCD se producen en países con ingresos bajos y medios y son las causas más frecuentes de muerte en la mayor parte del mundo, excepto en Africa, dijo la OMS.

Pero incluso en Africa, las NCD están creciendo rápidamente y se cree que superarán a otras enfermedades como la causa de muerte más común para el 2020.

La OMS señaló que las prioridades de acción son la vigilancia -supervisar las enfermedades crónicas, prevenirlas- para que la población conozca el riesgo y pueda cambiar su estilo de vida, y la atención médica, para mejorar el tratamiento y el acceso a aquellos que están enfermos.

En una lista de 10 recomendaciones clave, la agencia cita la aplicación de las prohibiciones a la publicidad del tabaco y a fumar en lugares públicos, la restricción del acceso al alcohol y la reducción de la sal en las comidas, además de dar pasos para producir "resultados en términos de vidas salvadas, enfermedades prevenidas y grandes costos evitados".