Miércoles, 27 de Abril de 2011

El PP se atribuye el mérito de la impugnación de Bildu

Cospedal asegura que la decisión de la Fiscalía y la Abogacía se debe a "la insistencia hasta la saciedad" de su partido

AGENCIAS/PÚBLICO.ES ·27/04/2011 - 12:00h

EFE - La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, en Toledo.

Para el PP la decisión de que la Fiscalía y la Abogacía del Estado vayan a impugnar todas las listas de la coalición Bildu tiene más que ver con su "insistencia hasta la saciedad" para que así fuera que por los informes realizados por la Policía y la Guardia Civil.

María Dolores de Cospedal está convencida de que la impugnación se ha conseguido "gracias al PP", partido que considera "una buena noticia" que nadie vinculado con la organización terrorista esté en las elecciones.

La secretaria general del PP ha expresado su confianza en que el Tribunal Supremo avale la determinación de la Fiscalía y de la Abogacía, aunque ha dejado claro que una vez impugnadas las listas, ha de derivarse la impugnación de la coalición al "quedar vacía de contenido".

Cospedal ha remarcado, basándose en los informes policiales que dará pie a la impugnación de las candidaturas de la citada coalición, que la causa para tal iniciativa es la misma en cada una de las listas, su origen. "El origen de las candidaturas responde a una estrategia diseñada por ETA para estar presente en las elecciones", ha declarado.

El objetivo del PP, impugnar la coalición

Los conservadores se muestran satisfechos por la impugnación de las listas después de varias semanas amenazando al Gobierno con romper el pacto antiterrorista si no se impugnaba a Bildu.

Tanto el exministro del Interior Ángel Acebes como el expresidente del Gobierno José María Aznar abogan por la impugnación de la coalición, en tanto que el responsable de Justicia del partido, Federico Trillo, así como la gran mayoría de la dirección nacional, apostaban por presionar al Gobierno para alcanzar un pacto para que ninguna lista de Bildu llegara a las urnas.

Ese proceso podría ser la impugnación de las candidaturas por tener todas ellas una misma causa que las invalidaría, o bien el examen lista a lista en busca de nombres sospechosos.

La dirección del PP, según sus datos, prefería la primera opción, pero no descartaba la segunda si tenía la garantía del Gobierno de que efectivamente Bildu no tendría cabida en los comicios. El problema, reconocía un alto cargo del partido, es que los conservadores no se fiaban del Gobierno.

El propio Trillo llegó a afirmar hace dos semanas que la impugnación de la coalición planteaba dificultades técnicas.

Cospedal, este miércoles, ha planteado sin embargo la anulación de ese sello político, pues a su juicio sería el "resultado de la impugnación de las candidaturas". Es decir, como ella misma ha aclarado más tarde, que al quedar Bildu "vacía de contenido" por no tener listas electorales, lógicamente habrá que anular la marca política.

Sin embargo, el PP sigue sin fiarse de la política antiterrorista del Gobierno y Cospedal ha asegurado que seguirán comprobando día a día la voluntad del Ejecutivo. "La comprobación es la mejor de las confianzas posibles", ha puntualizado.

Noticias Relacionadas