Miércoles, 27 de Abril de 2011

La ONU manda un equipo a Libia para investigar los abusos de Gadafi

El equipo de la Comisión de Derechos Humanos también analizará las supuestas muertes de civiles en bombardeos de la OTAN

PÚBLICO.ES ·27/04/2011 - 09:00h

La situación en Misurata es desesperada por el constante asedio de las fuerzas leales a Gadafi. AFP

Un equipo de especialistas de Naciones Unidas se dirige a Trípoli con el objetivo de investigar los supuestos abusos de los derechos humanos cometidos desde el inicio de la rebelión contra el dictador Muamar Gadafi.

El grupo lo forman tres miembros de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU dirigido por Navi Pillay, que ha sido muy crítica con el uso de los bombardeos aéreos por parte del régimen libio, y se dedicarán a investigar las cada vez más frecuentes denuncias por desapariciones, arrestos sistemáticos y torturas.

Pillay, en febrero, con el conflicto recién comenzado, no dudó en catalogar como "crímenes contra la humanidad" las acciones llevadas a cabo por las fuerzas leales al dictador. Según informa la BBC la investigación de la ONU tendrá como objetivo prioritario analizar la situación real de Misurata, donde los guerrilleros de Gadafi llevan sitiando a los rebeldes y a la población civil y atacándolos con artillería pesada y francotiradores.

La semana pasada, el Consejo Nacional de Transición libio formado en Bengasi como Gobierno paralelo al de Gadafi, denunció la muerte de 10.000 personas en esa ciudad. El pasado fin de semana, los rebeldes aseguraban haber vencido a los tanques del régimen de manera definitiva, aunque ya el lunes los bombardeos de artillería continuaron causando numerosos muertos.

Los rebeldes han sido muy críticos con la OTAN por la situación de Misurata ya que estiman que los bombardeos no han servido para terminar con el asedio a la ciudad.

Bombardeos de la OTAN

El régimen ha dado el visto bueno a la visita, que además analizará las acusaciones de Gadafi contra la OTAN por la supuesta muerte de civiles en los ataques de los cazas aliados. Por el momento no ha habido ningún informe independiente al respecto, pero tanto los medios oficiales del régimen como el propio Gadafi han acusado en numerosas ocasiones a Occidente de haber matado a ciudadanos en los ataques contra objetivos militares.

También lo ha hecho el enviado del Vaticano en Trípoli, que hace varias semanas acusó a la OTAN de la muerte de 40 personas al derrumbarse un edificio de viviendas tras un bombardeo.

La OTAN ha negado hasta el momento que sus ataques hayan causado víctimas civiles, aunque ayer en Roma después de la cumbre italofrancesa, el presidente francés Nicolas Sarkozy, minimizó con una frase inquietante una hipotética pérdida de vidas civiles: "Si no hubiéramos intervenido en Bengasi hoy estaríamos hablando de la muerte de decenas de miles de civiles. Estamos atacando objetivos militares y es justo por eso que en algún momento se pueden producir pérdidas de vidas humanas".