Martes, 15 de Enero de 2008

Haniye afirma que los palestinos no cesarán la lucha armada

EFE ·15/01/2008 - 10:46h

EFE - Soldados israelíes arrestan a un joven palestino durante una operación en la localidad de Zawata, cerca de la ciudad cisjordana de Naplusa.

El depuesto primer ministro de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y gobernante de facto de la franja de Gaza, Ismail Haniye, aseguró hoy que ninguna ofensiva israelí hará que los palestinos "cedan su derecho a la resistencia armada".

"El asesinato de líderes palestinos o de sus hijos no acabará con la cuestión palestina y no llevará a Hamás a abandonar sus posiciones", aseguró Haniye a la prensa durante una visita al hospital Shifa de Gaza.

Haniye se trasladó al centro médico para donar sangre y visitar a los más de cuarenta heridos de la incursión que el Ejército israelí llevó a cabo en el este de la ciudad de Gaza esta mañana, en la que han muerto 16 personas, la mayoría milicianos.

Entre los muertos se cuenta Husam Zahar, hijo del ex ministro de Asuntos Exteriores de la ANP (2006-2007) y dirigente del movimiento islámico Hamás, Mahmud Zahar.

Husam es el segundo hijo que Zahar pierde en la Intifada de Al Aksa, que estalló en septiembre 2000.

El primero murió en 2003 cuando Israel bombardeó desde el aire la vivienda del dirigente, con la intención de matarlo a él.

"La muerte de mis hijos es voluntad de Dios", afirmó Zahar al conocer la noticia, y aseguró que "hoy es Israel la que mata a nuestros hijos, mañana serán ellos (nuestros hijos) los que os maten a los vuestros (los israelíes)".

Para Haniye, la sangrienta operación israelí "es una masacre" y "resultado de la visita del presidente de Estados Unidos", George W. Bush, a la zona la semana pasada para impulsar las negociaciones de paz.

Para Hamás, Bush alienta las agresivas políticas de Israel en Gaza con sus posturas de apoyo al primer ministro Ehud Olmert.

El mandatario islámico también exigió al presidente de la ANP, Mahmud Abás, que suspenda inmediatamente "las conversaciones de paz con Israel", tras el sangriento resultado de la incursión de hoy.

En declaraciones desde Ramala, el presidente Abás se limitó a calificar la operación israelí, que mientras tanto ha concluido, de "masacre" y "matanza".