Martes, 15 de Enero de 2008

Lissavetzky afirma que no quiere "que la letra del himno separe más que una"

EFE ·15/01/2008 - 17:13h

EFE - El secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, dijo hoy que no desea que la letra del himno consiga separar más que unir.

El secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, dijo hoy que no desea que la letra del himno consiga separar más que unir durante su intervención en el Foro Ferrándiz, donde auguró un "futuro positivo" para el deporte español en "este año crucial" y para la candidatura olímpica Madrid 16.

Lissavetzky, que repasó las iniciativas de su equipo durante la legislatura que concluye, afirmó que la Operación Puerto no es el gran problema del ciclismo, que "necesita una gran sentada", y reiteró su deseo de continuar en el cargo si el PSOE sigue en el Gobierno pese a que, en tono de broma, recordó que es "el número 72" en la lista de su partido, como Raúl.

El secretario de Estado, que adelantó su deseo de que Juan Antonio Samaranch presida el Consejo de Notables del Deporte, en el que el Rey ocupará la presidencia de honor, abogó por "no frivolizar" sobre la propuesta de letra para el himno nacional creada por iniciativa del presidente del Comité Olímpico Español, ya que "donde más se oye el himno es en el deporte".

"A mí la música me pone la piel de gallina y no se si una letra me la va a poner más. Hay que respetar la idea de Blanco, pero no quiero una letra que al final separe más que una. Si en Cortes se consigue una mayoría estaré muy contento. Pero una cosa hecha con buena voluntad puede tener un efecto negativo", dijo.

Lissavetzky, que avanzó también que antes de las elecciones de marzo se aprobará el decreto para formar la Comisión Estatal Antidopaje aunque no nombrará a su responsable, volvió a hacer pública su disposición a seguir al frente del deporte español para asistir a los Juegos de Pekín y seguir ayudando a Madrid 16.

"No tardaría un segundo en decir sí, primero para ver en primera línea qué pasa en Pekín y si no salen los resultados que se me ponga a caldo o si es al contrario se me reconozca, y por Madrid 16. Soy de Madrid y aquí hemos sido muy acogedores pero hemos tenido muchísimos problemas. Madrid necesita una gran alegría y me encantaría estar ese 2 de octubre", agregó.

El secretario de Estado indicó que "Madrid 16 es una apuesta estratégica de España, que hay que apoyar sin ninguna fisura", y apeló al trabajo internacional "para tratar de influir democráticamente en los que tienen que tomar decisiones". "Hay muchas posibilidades de que sea sede olímpica pero queda un camino difícil de recorrer", dijo.

Sobre las perspectivas de Pekín 2008, Lissavetzky optó por no aventurar cifra de medallas pero expresó su deseo de que el "deporte español viva una segunda explosión" después de la dada en Barcelona'92, ya que presagió "un futuro positivo con más luces que sombras".

"Hemos vivido unos años espectaculares en cuanto a resultados y hemos sido un país muy polideportivo. Las previsiones para este año crucial son positivas. Si los resultados obtenidos en 2007 en campeonatos del mundo se repiten en 2008 sacaríamos entre 20 y 21 medallas. Nadie sabe cuántas vamos a sacar, pero la proyección es optimista para estar por encima de Atenas", añadió.

También fue optimista al hablar de las perspectivas de la selección española de fútbol en la próxima Eurocopa, porque últimamente ha visto "un equipo con estilo más definido, más solido y riguroso", y bromeó al responder a una de las alumnas del colegio Santa Joaquina de Vedruna que le preguntó si pensaba que Raúl González debe estar entre los elegidos por Luis Aragonés.

"He sido y soy del Real Madrid. Cualquier comentario que haga. Que España lo haga muy bien, que se respeten las decisiones del seleccionador y cada uno tiene la responsabilidad de tomar las decisiones que considere oportuno. Yo tengo la suerte de haber sido incluido con el número 7 de Raúl, Butragueño y Juanito en la lista del PSOE al Congreso... pero no me mojo más", dijo.

Sobre el proceso electoral en la Federación Española de Fútbol (RFEF), Lissavetzky se remitió a la orden ministerial que regulará este año todos los comicios en búsqueda de sistema "más transparente" y en la responsabilidad de la Junta de Garantías Electorales para hacer cumplir la misma.

"Con fútbol he intentado normalizar la relación. Ahora hay una orden publicada en el BOE y eso es lo que va a hacer el Gobierno. No me voy a meter en el tema de candidatos, pero sí voy a hacer el cumplimiento de esa orden", apuntó tras cuestionar que la RFEF intente arreglar el problema de la Ciudad del Fútbol reclamando una indemnización al Ayuntamiento de Las Rozas en lugar de dialogar.

Cuestionado sobre si le preocupaba que su nombre se relacione con la Operación Puerto, Lissavetzky aseguró que no le importaría si ésta "ha servido para avanzar" contra el dopaje y desmintió que se hayan tapado nombres de ciclistas o de otros deportistas.

"Los ciclistas españoles están en un limbo jurídico, pero el problema del ciclismo es otro. Existe un código ético en las pruebas Pro Tour que pide cosas exageradas. Es que no hay un acuerdo entre la UCI y las grandes vueltas y las federaciones. Hay un problema de patrocinadores que no tienen seguridad y hay que intentar una gran sentada pero no me hacen demasiado caso", señaló.