Archivo de Público
Martes, 26 de Abril de 2011

Hay vida más allá del tuneo y del reggaeton

'Fast & Furious 5', la última entrega de la saga de conducción, llega a los cines este viernes con Vin Diesel y Elsa Pataky

ROCÍO PONCE ·26/04/2011 - 22:30h

Elsa Pataky y Vin Diesel, en la presentación de la película en Madrid. EFE

El personaje de Dominic Toretto (Vin Diesel) vuelve a la gran pantalla y esta vez se marcha a Brasil para protagonizar el robo del siglo con todos los que le han acompañado durante la saga Fast & Furious. No hay mejor definición para Fast 5 que la que da en el filme el personaje interpretado por Tyrese Gibson: "Esto pasa de Misión Imposible a ser una jodida locura".

Más acción y menos coches, pero más drama personal. "Queria demostrar que se puede hacer una película de acción con corazón", explicó Vin Diesel, protagonista y productor de la película, que se estrena este viernes en los cines españoles.

El actor ha dado un giro a la saga desde su cuarta entrega, Fast and furious: Aún más rápido, con la que inició una trilogía que se distanciaba de las tres primeras películas. "Me acerqué a la forma en la que Francis Ford Coppola trata las secuelas, continuando la historia", añadió Diesel.

En Fast 5 hay una considerable evolución hacia una película de acción más completa, con referencias que van desde Ocean's 11 (Steven Soderbergh, 2001) hasta Butch Cassidy and the Sundance Kid (George Roy Hill, 1969). "Estos son unos ladrones modernos, antes atacaban a los trenes a caballo y aquí lo hacen con coches", recordó Vin Diesel, aunque se niega a olvidar sus raíces reggaetoneras y las chicas siliconadas que se apoyan sobre sus carros tuneados.

Rescatado por su hermana (Jordana Brewster) y su cuñado (Brian O'Conner) justo antes de ingresar en prisión, Toretto se verá envuelto en una trama mafiosa en las favelas de Río de Janeiro. Para enfrentarse a Reyes (Joaquim Almeida), contará con un equipo de excepción, lo mejorcito de la delincuencia motorizada: Tyrese Gibson, Matt Schulze, Sung Kang y Gal Gadot, además de la presencia de los músicos Ludacris Bridges, Tego Calderón y Don Omar, que siguen dejando su huella musical en el filme, característica fundamental de la saga desde 2001.

Un digno rival para Toretto

Dwayne Johnson, en el papel del agente Hobbs, no se lo va a poner nada fácil a este grupo de expertos ladrones. Toretto se ha topado, por fin, con un rival a su altura. "Es como la pelea que siempre quisimos ver entre Stallone y Schwarzenegger", dice Vin Diesel acerca de la violenta escena que protagoniza junto a Johnson.

Aquí es donde entra Elsa Pataky. La actriz española da vida a Elena, una inexperta polícia brasileña que será la única de la que podrá fiarse Hobbs en su periplo por las favelas. "Es una mujer fuerte e inteligente en un mundo de hombres", explica la actriz. Durante dos semanas se entrenó junto a un grupo de agentes SWAT, que le enseñaron a moverse como una policía de verdad. Pese a ello, la actriz no ha podido ver cumplido su sueño de protagonizar auténticas escenas de acción en esta superproducción. "Los seguros son muy altos y no se arriesgan, por eso es muy poco lo que he podido hacer".

A la futura sexta entrega, Vin Diesel la llama Sexy 6. En ella, asegura que habrá algo de Romeo y Julieta. Enredo amoroso sobre ruedas a más de 110 km por hora. La conexión entre los personajes de Pataky y Diesel asegura la presencia de la española en el próximo filme. A este respecto, la actriz ha adelantado que su personaje "ha perdido el amor una vez y que no volverá a hacerlo".