Martes, 26 de Abril de 2011

Agencia alemana cambia evaluación sobre fármaco para Alzheimer

Reuters ·26/04/2011 - 18:33h

El controlador alemán de rentabilidad de la atención médica Iqwig dijo que el fármaco para la enfermedad de Alzheimer memantina brinda un beneficio, rectificando un el rechazo inicial de hace un año y medio.

Iqwig, cuyas recomendaciones son ampliamente seguidas por los aseguradores médicos alemanes, dijo que cambió su visión después de que Merz, productor local de la memantina, brindó información adicional sobre la medicina.

La medida sigue las recomendaciones de la agencia británica de costos de salud que en enero terminó con las restricciones sobre el uso de una serie de medicamentos para combatir el Alzheimer, entre ellos la memantina, que es comercializada en el Reino Unido como Ebixa por Lundbeck.

Los únicos fármacos actualmente disponibles contra esta enfermedad neurodegenerativa alivian algunos de sus síntomas pero no detienen su avance. Esto complica la evaluación de los beneficios de las medicinas y genera feroces debates entre expertos, pacientes, laboratorios y aseguradores médicos.

Investigadores estadounidenses indicaron este mes que la memantina no tenía efecto a la hora de tratar a pacientes con la forma leve de Alzheimer.

La memantina apunta al tratamiento del Alzheimer moderado a severo, pero suele usarse en los pacientes leves "fuera de indicación", es decir más allá de los usos aprobados por los reguladores.

En septiembre del 2009, el Iqwig alemán había señalado que la memantina ya no debía ser cubierta por los aseguradores médicos en el mayor mercado farmacológico europeo.

El Iqwig -muy similar al Instituto Nacional de Salud y Excelencia Clínica de Gran Bretaña (NICE)- asesora a las coberturas de salud sobre si vale la pena reembolsar determinados medicamentos.

Merz comercializa la píldora en Alemania bajo las marcas Axura y Akatinol, que representó en el 2010 alrededor de la mitad de los ingresos del grupo de 673,5 millones de euros.

En Estados Unidos, Forest Laboratories vende el fármaco con la marca Namenda y el año pasado registró ventas por 1.200 millones de dólares.