Martes, 26 de Abril de 2011

Los líderes europeos amenazan con "medidas fuertes" contra Siria

Reino Unido confirma que trabaja con sus aliados para enviar una "señal contundente"

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·26/04/2011 - 17:25h

Los líderes europeos han endurecido sus discursos para condenar al régimen de Siria por la represión de la revueltas que, según denuncia Amnistía Internacional, han provocado unos 400 muertos.

Reino Unido ha confirmado que trabaja con sus aliados internacionales para enviar "una señal contundente" al presidente sirio Bashar al Asad para que frene la violencia contra los civiles. "Las palabras no son suficientes: la ley de Emergencia debe ser levantada en la práctica y se deben cumplir las aspiraciones de la gente", apuntó el ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague.

Sobre la posibilidad de una intervención militar como la de Libia ha hablado el presidente francés, Nicolas Sarkozy, que recordó que es necesario una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU al respecto, algo que, precisó, no es fácil. Francia está "al lado" de los pueblos árabes que aspiran a obtener la democracia y libertad. "Eso no significa -puntualizó- que Francia pueda intervenir en todas las partes del mundo".

El Gobierno de Francia ha pedido la aplicación de "medidas fuertes" de Naciones Unidas y la Unión Europea y "condena con la mayor firmeza la escalada de represión contra la población civil por parte de las autoridades sirias, marcada estos últimos días por el uso de carros de combate".

Francia pide "medidas fuertes" de la ONU y la UE contra el régimen sirio

Asimismo, el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, también ha interpelado al Consejo de Seguridad y al de Derechos Humanos de la ONU a que afronten la situación en Siria.  "Incluso la UE debe estudiar sus relaciones" con Al Asad, agregó Westerwelle después de amenazar al régimen con "consecuencias", que no detalló, si no inicia la democratización del país y detiene la "brutal" represión de los manifestantes.

"Los responsables deben ser llevados inmediatamente ante la Justicia", afirmó el jefe de la diplomacia alemana. A la condena de la situación en Siria se ha unido también el jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, quien ha pedido a los autoridades sirias que escuchen las "legítimas aspiraciones" de su pueblo.

Incomunicados en Derá

Mientras, los tanques de Al Asad siguen en las calles de Derá, principal foco de las protestas, y en varios puntos de Damasco, la capital, después de que ayer el presidente sirio decidiera utilizar el Ejército por primera vez desde el estallido a mediados de marzo de las revueltas.

"A veces oyes muchos disparos de ametralladoras de todas direcciones"

Amnistía Internacional denuncia que sólo el ataque ayer de los militares a Derá ha dejado unos 25 muertos. Sin embargo, fuentes diplomáticas dicen que el número de civiles muertos podría llegar a los 50 en Derá y a doce en el barrio damasquino de Mouadhamiya. La ONG cifra en un mínimo de 393 las personas que han fallecido en Siria a manos de las fuerzas de seguridad.

Varios residentes de Derá han informado de que las líneas telefónicas, el suministro eléctrico y el de agua están cortados. Uno de ellos ha declarado a la agencia Reuters que la pasada noche se oyeron tiroteos de forma intermitente y, ya por la mañana, disparos de artillería y de ametralladoras.

"A veces oyes muchos disparos de ametralladoras de todas direcciones con los que posiblemente solo pretenden asustar y aterrorizar a la gente", cuenta un vecino. "No quieren que la gente entierre a sus muertos", y sin electricidad las mezquitas no pueden anunciar los nombres de los fallecidos, agrega.

Noticias Relacionadas