Martes, 26 de Abril de 2011

Pediatras EEUU exigen leyes más estrictas sobre uso de químicos

Reuters ·26/04/2011 - 16:03h

Por Genevra Pittman

Estados Unidos no está haciendo lo suficiente como para proteger a los niños de la exposición a sustancias químicas potencialmente peligrosas, según señaló un comunicado de los pediatras del país.

La declaración de la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) explica que una ley sancionada para informar a la población sobre los riesgos de esas distintas sustancias y otorgarle el derecho al Estado de intervenir para retirarlas del mercado no logró alcanzar sus objetivos.

Y, según el doctor Jerome Paulson, del Consejo de Salud Ambiental de la AAP, los efectos impactan más en los niños y de manera impredecible.

"Los niños no son adultos pequeños. Sus cuerpos y sus conductas son distintos. Es decir que también se exponen de otra manera a esas sustancias en el ambiente y sus organismos los procesan distinto", dijo Paulson, del Centro Médico Nacional de Niños de la ciudad de Washington.

Los chicos serían especialmente vulnerables a las sustancias químicas durante períodos clave del desarrollo, cuando el cerebro y el cuerpo están cambiando rápidamente.

Paulson señaló que el objetivo de la declaración es incluir la voz de los pediatras en los debates sobre la necesidad de actualizar la ley llamada Toxic Substances Control Act, de 1976, para proteger a la población de la exposición a sustancias químicas nocivas.

Esa ley, escribe Paulson, sirvió sólo para regular cinco sustancias o tipos de sustancias. Eso es porque, según el informe, no les exige a las empresas que las producen ensayos de seguridad antes de sacar esos productos al mercado.

Y sin esa información, la Agencia de Protección Ambiental no puede probar que ninguna de las 80.000 sustancias químicas utilizadas en Estados Unidos es lo suficientemente peligrosa como para ser regulada. "Nos hace imposible saber qué debería hacer la población para protegerse", indicó el experto.

Tras citar la reciente preocupación pública sobre el bisfenol A en biberones y retardantes de llama, Paulson señaló: "No podemos ocuparnos de una sustancia por vez. Necesitamos un sistema mejor para controlarlas antes de que salgan al mercado para identificar las que podrían causar problemas (...) y monitorear las que están a la venta".

Michael Wilson, experto en políticas sobre sustancias químicas de la University of California en Berkeley, elogió esta nueva declaración, que consideró "potente" y "oportuna".

Hace dos semanas, el senador por Nueva Jersey Frank Lautenberg presentó por segunda vez un proyecto de ley para reformar la ley Toxic Substances Control Act. "Los problemas de hoy (...) crecerán y se profundizarán en los próximos años", dijo Wilson, que no pertenece a la AAP.

Un portavoz del Consejo Estadounidense de Química dijo que el representante de la industria química coincide en que la ley debe actualizarse y que la industria está trabajando con el Gobierno para proteger la salud de los niños por otros medios.

FUENTE: Pediatrics, online 25 de abril del 2011