Martes, 26 de Abril de 2011

El 'número 2' del PP de Martorell se disculpa tras mandar a Auschwitz a Zapatero

"En un país serio estaría en prisión, en galeras, en Siberia, Guantánamo o Auschwitz", dijo en Facebook Vicente Casal, quien ha pedido disculpas

PÚBLICO.ES ·26/04/2011 - 13:42h

Vicente Casal, número dos del PP de Martorell, mandó a Auschwitz a Zapatero, Saura, Boada y Herrera.

El número dos del PP de Martorell, Vicente Casal Carriedo, cree que "en un país serio" el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el presidente de Iniciativa per Catalunya Verds, Joan Saura, el el ex secretario general de Interior, Joan Boada, y el diputado de Iniciativa per Catalunya Verds Joan Herrera, "estarían en prisión, en galeras, en Siberia, Guantánamo o Auschwitz". 

Así lo aseguró Casal a través de la red social Facebook a uno de sus contactos, que echaba la culpa a estos cuatro políticos (a los que llamaba irónicamente "mentes privilegiadas") de no tener la velocidad máxima permitida en las carreteras como tienen en Holanda y Gran Bretaña. 

Fue entonces cuando Casal, fan en Facebook de la cadena Intereconomía, lanzó su ataque hacia los cuatro dirigentes. "En un país serio estarían en prisión, en galeras, en Siberia, Guantánamo o Auschwitz", dijo el conservador, según informa Directe.cat.

"Ni soy nazi, ni deseo mal a nadie", se disculpaba Casal

Por si se había quedado corto, en otro comentario a la misma noticia tildó de "perroflautas" a Saura y Herrera y de "bachiller" a Montilla. Sin embargo, Casal no solo cargó contra sus compañeros en la política, ya que también le deseó la "cárcel" al periodista de Rac1 Jordi Basté.  

Poco después Casal, que engrosó las filas de Ciutatans y UPyD antes de afiliarse al PP, se daba cuenta de sus errores y pedía disculpas mediante una nota en su perfil. "Pido mis más sinceras disculpas a todas las personas que se hayan podido sentir ofendidas con mis comentarios. No ha sido mi intención faltar el respeto a nadie, una vez releídas entiendo que mis afirmaciones pueden dar lugar a equívocos. En ningún caso estaba en mi ánimo dar el sentido que ahora se le está dando. Era una conversación desenfadada entre amigos, pero eso no quita que reconozca que ha sido un error y pida de nuevo disculpas a las personas afectadas".  

Ante las muestras de cariño de sus contactos, Casal aseguró que se habían "descontextualizado" sus palabras. "Una conversación privada entre dos amigos que siempre estamos de cachondeo. Pido disculpas por si alguien se ha sentido ofendido. Ni soy nazi, ni deseo mal a nadie. Gracias por vuestro apoyo, hoy mas que nunca", aseguraba Casal, quien se confesaba "hundido". "Tengo familia", concluye.