Martes, 26 de Abril de 2011

La UE confirma que el déficit de España se redujo al 9,2% en 2010

Eurostat, la agencia de estadísticas, publica los datos de déficit y de deuda de los Veintisiete

PUBLICO.ES / AGENCIAS ·26/04/2011 - 11:24h

Confirmado. El déficit público español se redujo en 2010 al 9,2 % del PIB, mientras que la deuda subió hasta el 60,1% —una décima más de lo permitido por las normas europeas—, según los datos difundidos este lunes por Eurostat, la agencia de estadísticas de la Unión Europea, que confirma así los datos de déficit anunciados por el Gobierno.

De este modo, las cifras proporcionadas por la oficina estadística europea, Eurostat, constatan que España logró reducir su déficit en 1,9 puntos porcentuales respecto al desequilibrio del 11,1% del PIB registrado el año anterior, mientras que para el presente ejercicio pretende recortarlo hasta el 6% del PIB, con el objetivo de alcanzar en 2013 la cifra del 3% fijada en el Pacto de Estabilidad y Desarrollo. Por otro lado, la deuda pública del Estado español aumentó en 2010 hasta el 60,1%, frente al 53,3% registrado el año anterior y el 36,1% existente al comienzo de la crisis en 2007.

En el conjunto de la zona euro, el déficit presupuestario se situó al cierre de 2010 en el 6%, tres décimas por debajo del año anterior, mientras que la deuda pública alcanzó el 85,1%, frente al 79,3% de 2009. En el conjunto de la UE, el saldo negativo de las administraciones públicas alcanzó el 6,4% del PIB, frente al 6,8% de 2009, mientras que la deuda pública se situó en el 80%, desde el 74,4% del año anterior. De hecho, entre los Veintisiete sólo Luxemburgo (-1,7%), Finlandia (-2,5%), Dinamarca (-2,7%), Estonia (-0,1%) y Suecia (0%) registraron un déficit igual o inferior al 3%.

Los PIGS

Había interés por conocer los datos de los países llamados PIGS: (Portugal, Irlanda y Grecia, además de España).

La deuda de Grecia aumentó en 2010 hasta el 142,8% del PIB mientras que el déficit se redujo hasta el 10,5 %. La primera víctima de la crisis fiscal en la UE ha logrado reducir casi cinco décimas el déficit respecto al del ejercicio anterior debido a los masivos programas de recortes emprendidos por el Gobierno, aunque la deuda ha aumentado hasta un nivel que muchos analistas consideran insostenible.

En cuanto a Portugal, el déficit se situó en el 9,1%, tal y como el propio Gobierno portugués reconoció el fin de semana pasado, debido a que no había contabilizado adecuadamente en sus cuentas públicas a ciertas empresas públicas. La deuda de Portugal, tercer país en pedir la ayuda financiera de sus socios tras Grecia e Irlanda, subió del 83% del ejercicio anterior hasta el 93% en 2010.

En cuanto a Irlanda, el déficit del país se elevó desde el 14,3% de 2009 hasta el 32,4% debido al agujero de su sector bancario, mientras que la deuda subió desde el 65,6 del PIB hasta el 96,2%.