Martes, 26 de Abril de 2011

ETA asegura que el tiroteo en Francia fue contra su "voluntad"

La izquierda abertzale señala que el Ejecutivo "entorpece el proceso" mientras que la banda "asume sus compromisos"

I. A. ·26/04/2011 - 01:00h

"Inesperados enfrentamientos" como el tiroteo que tuvo lugar el pasado día 9 entre supuestos miembros de ETA y gendarmes franceses van "en contra de la voluntad" de la organización terrorista. Así lo hizo saber la banda en un nuevo comunicado que hizo llegar al diario Gara.

La banda considera que, "haciendo caso omiso a la voluntad" de la organización y al "deseo de la población vasca", son los gobiernos francés y español así como sus "fuerzas armadas", que han "detenido, torturado y encarcelado a ciudadanos vascos", los que tienen "toda la responsabilidad" de lo sucedido.

El tiroteo de principios de mes por el que resultó herido un gendarme es, en su opinión, "un nuevo paso en la larga cadena de acontecimientos graves" ocasionados por la "ceguera represiva de los estados de España y Francia" a raíz de las últimas detenciones de varios de sus miembros por parte de las fuerzas policiales españolas y francesas.

Pero en el texto ETA insiste en que sigue "trabajando" para construir un escenario que "permita una solución democrática definitiva" al conflicto en Euskadi, así como el final "de la confrontación armada" por la senda marcada el pasado 10 de enero en el comunicado en el que decretó un alto el fuego "permanente, general y verificable".

Es el segundo comunicado hecho público por ETA en tan sólo 24 horas. En el primero, que coincidió con la celebración el pasado domingo del Aberri Eguna (Día de la Patria Vasca), los terroristas reconocieron que "en los últimos meses se está abriendo una nueva era", aunque recalcaron que el camino hacia la independencia será "largo, difícil y duro".

El de ayer no tenía otro objetivo que explicar el tiroteo del pasado día 9 ante las críticas recibidas por la banda desde el entorno de la izquierda abertzale radical. La ilegalizada Batasuna aseguró entonces que los compromisos adquiridos por ETA con el alto el fuego no eran,"en absoluto, compatibles con el tiroteo".

Esa misma izquierda abertzale se dio ayer por satisfecha con la explicación ofrecida por la organización terrorista en su comunicado. A través de una nota de prensa, consideró que "ETA hace suya la demanda de la mayoría del pueblo y muestra su firme decisión de asentar la nueva era abierta en Euskal Herria, ratificando su compromiso con una resolución democrática definitiva".

Sin embargo, denunció que "el Estado español mantiene una postura diametralmente opuesta, negando y a su vez entorpeciendo el proceso y vulnerando elderecho de la ciudadanía vasca a vivir en paz".

"En la dirección correcta"

La coalición electoral Bildu, que engloba a miembros de la izquierda abertzale, Eusko Alkartasuna y Alternatiba, juzgó que este último comunicado de ETA supone "un paso en la dirección correcta a favor de un escenario sin violencia", ya que "se ratifica en el alto el fuego verificable, general y permanente". Pero también consideró imprescindible que se ponga en marcha "un proceso de verificación" como el propuesto en "la hoja de ruta" del Acuerdo de Gernika, en el que deben "implicarse" los estados español y francés.

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, tildó los últimos comunicados de la banda terrorista como "más de lo mismo", y el Gobierno vasco censuró en una nota de prensa que ETA siga "desaprovechando" sus pronunciamientos, ya que no dice "lo que la sociedad vasca le reclama". "El agresor se presenta como víctima", lamentó el Ejecutivo que preside Patxi López, y recalcó que el Estado de Derecho "no está en tregua".

Marcelino Iglesias, secretario de Organización del PSOE, no quiso extenderse en su valoración y abogó por dar "cero credibilidad" a la banda terrorista, tanto a sus comunicados como a sus actas. En la misma línea, el secretario general del PP de Álava, Javier de Andrés, aseguró que el comunicado ofrece un "mensaje de continuidad", al responsabilizar del tiroteo a los gobiernos español y francés.