Lunes, 25 de Abril de 2011

Viaje al trabajo puede generar insatisfacción laboral: sondeo

Reuters ·25/04/2011 - 22:20h

Viajar al trabajo puede no hacer mal a la salud, pero un nuevo sondeo entre empleados estadounidenses reveló que el 4 por ciento, o 5 millones de personas, faltaron por enfermedad debido a que no podían enfrentar el trayecto hasta la oficina.

La encuesta de Harris Interactive, encargada por The Workforce Institute, también mostró que el 48 por ciento de las personas cree que el viaje al trabajo tiene un impacto significativo en su satisfacción laboral y que el 32 por ciento consideró el tema cuando aceptó el puesto.

"Cuando fuera posible, implementar políticas para permitir que los empleados no viajen en las horas de mayor tráfico o trabajen desde sus casas puede incrementar su satisfacción, sin un impacto negativo en el balance final", dijo Joyce Maroney, directora del instituto, que estudia temas vinculados al lugar de trabajo.

El 83 por ciento de los trabajadores encuestados respondió que iba en auto solo al trabajo y el 9 por ciento que compartía el vehículo con otros compañeros.

Sólo el 11 por ciento de los trabajadores optó por el transporte público, el 10 por ciento dijo que caminaba al trabajo y algunas personas contestaron que usaban más de una alternativa para viajar.

El 15 por ciento de las personas que participaron en el sondeo online afirmaron que cambiarían de trabajo para tener un viaje más corto y el 11 por ciento aseguró que el tiempo perdido en el trayecto tenía un impacto negativo en su equilibrio vida-trabajo.

"Los jefes deberían ser conscientes del tiempo que sus empleados pasan viajando debido a que nuestra encuesta demuestra que tiene un impacto significativo en la satisfacción laboral", enfatizó Maroney.

Un tercio de los trabajadores dijo que su viaje de ida y vuelta duraba entre 30 minutos y una hora, mientras que el 16 por ciento respondió que tardaba entre una y dos horas en total.

Casi todos tuvieron una experiencia nefasta viajando, con el 7 por ciento diciendo que tardó cinco horas o más, y un 30 por ciento recordando viajes de más de dos horas.

Apenas el 6 por ciento de los trabajadores recibe una remuneración por el tiempo que pasa viajando y sólo el 14 por ciento de los adultos que viaja tiene la opción de trabajar en su casa.

Si los empleados pasaran menos tiempo viajando, el 50 por ciento dijo que usaría el tiempo extra para dormir, el 42 por ciento para relajarse, el 33 por ciento para disfrutar más tiempo con su familia y el 28 por ciento para hacer ejercicio.