Lunes, 25 de Abril de 2011

"Ni es un momento crítico ni hay dudas"

Puyol entra en la convocatoria e Iniesta ve al grupo "fenomenal"

NOELIA ROMÁN ·25/04/2011 - 19:28h

Dice Johan Cruyff, en una de sus famosas frases, que toda desventaja tiene su ventaja. Basta con darle la vuelta al prisma con el que se enfoca el asunto para que los aspectos positivos se imponga a los negativos. Eso es precisamente lo que ha hecho Pep Guardiola, heredero confeso de la filosofía del extécnico holandés y de su manera de entender el fútbol, en lo que a las bajas respecta, y también lo que el técnico azulgrana ha transmitido a sus jugadores para afrontar las semifinales de la Liga de Campeones ante el Madrid, por más que seña-lara al equipo de Mourinhocomo "favorito" para el tercer clásico del maratón.

"Perder la Copa, que es un título, siempre duele; tras una derrota, el cuerpo se te queda un poco bajo, pero tenemos Liga y Champions y no nos podemos parar a pensar en lo anterior sino en tirar hasta que no se pueda más", aseveró ayer Iniesta. "No creo que este sea un momento crítico ni de dudas", prosiguió el medio azulgrana. "Todos firmaríamos haber llegado a estas alturas así, para eso trabajamos y nos pagan, para llegar con opción a los títulos, que son la guinda y lo que nos hace felices a todos. Yo veo al equipo fenomenal y hay que darle la vuelta a esa sensación, porque por delante tenemos cosas muy bonitas y hay que pelearlas", concluyó.

El 8' desdeña los factores externos y dice que este Madrid les motiva

Eso es lo que hizo Guardiola cuando, lesionado Puyol, se quedó también sin Abidal, su sustituto; el técnico encontró en Mascherano un recambio de inesperada solvencia, pues el argentino nunca había sido exigido como central ni como lateral izquierdo en el Liverpool, su anterior equipo. "Es una posición muy distinta, pero con estos compañeros todo es más fácil; me siento cómodo", dijo Mascherano, más que probable pareja de Piqué en el centro de la defensa azulgrana mañana.

Puyol, previsible lateral izquierdo mañana con él y Piqué sobre el césped, el Barça no ha perdido ningún partido este curso: 15 triunfos y tres empates, se entrenó ayer con el grupo, como Milito, recuperado de su elongación en el sóleo; no así Maxwell, cuya pubalgia persiste y le impidió entrar en la lista para viajar a Madrid.

"Unas semis son la antesala de la final, que es lo más grande, pero jugarla contra este Madrid, que lo está haciendo todo tan bien, es un reto y una motivación", aseguró Iniesta, tras apuntar que el Barça no debe preocuparse ni del árbitro ni del césped, sino de salir a ganar.