Lunes, 25 de Abril de 2011

Lo innato y lo adquirido son clave en la incontinencia urinaria

Reuters ·25/04/2011 - 16:12h

Por Amy Norton

Los genes tendrían un papel clave en la aparición de la incontinencia urinaria, mientras que el estilo de vida, incluida la alimentación, sería el factor principal en la aparición de la vejiga hiperactiva.

En un estudio sobre más de 25.000 gemelos adultos, un equipo de Suecia halló que los genes explicaban la mitad del riesgo de desarrollar incontinencia urinaria. Pero parecían tener un papel menor en la aparición de la vejiga hiperactiva, un trastorno en el que influyen principalmente el estilo de vida y el ambiente.

Pero el estudio no identificó cuáles son los factores del estilo de vida más importantes, según publica European Urology. En cambio, según otro estudio publicado en la misma revista, la dieta podría ser uno de esos factores, en especial el consumo de vitamina C y calcio.

La incontinencia urinaria es la pérdida de orina y la vejiga hiperactiva puede causarla, aunque no siempre. En general, una persona con vejiga hiperactiva necesita ir varias veces al baño (por lo menos ocho veces en 24 horas) y siente una urgencia repentina e intolerable de orinar.

El equipo de Suecia, dirigido por el doctor Ian Milsom, de la Universidad de Sahlgrenska, en Gotemburgo, entrevistó a más de 25.000 mellizos y gemelos, de entre 20 y 46 años.

En cuanto a la incontinencia urinaria, que padecía el 7 por ciento de las mujeres y el 1 por ciento de los hombres, los genes explicaban el 51 por ciento de la variación del riesgo en las mujeres.

Pero, en cuanto a la vejiga hiperactiva, los genes explicaron muy poco de esa variación. En cambio, el entorno compartido explicó un tercio de la variación y el entorno individual, el resto.

En el segundo estudio, los autores entrevistaron a 2.000 mujeres residentes de Boston de entre 30 y 79 años. Hallaron que aquellas que consumían gran cantidad de vitamina C a través de la comida y los suplementos solían tener más síntomas de vejiga hiperactiva.

El 35 por ciento de las mujeres tenía esos síntomas. Esa posibilidad se triplicaba en el grupo que consumía más de 500 miligramos (mg) diarios de vitamina C, comparado con el que consumía menos de 50 mg. (Se recomienda que las mujeres consuman 75 mg por día de vitamina C).

Esto no prueba que la vitamina C cause algunos de los síntomas de vejiga hiperactiva en las mujeres, según la autora principal Nancy N. Maserejian, de los Institutos de Investigación de New England en Watertown, Massachusetts.

"Los resultados son nuevos y deben confirmarse en próximos estudios, de modo que es muy pronto como para hacer recomendaciones", dijo Maserejian a Reuters Health.

Por otro lado, el estudio determinó que cuanta más vitamina C ingerían las mujeres a través de la comida, menos propensas eran a tener problemas para "vaciar la vejiga". Esos síntomas, que tenía el 8 por ciento de las participantes, incluían tener un flujo "débil" de orina o sentir que la vejiga está llena después de ir al baño.

La investigación también halló una conexión entre el consumo de calcio y la aparición de los síntomas de vejiga hiperactiva. Las mujeres que consumían más de 1.000 mg diarios de suplementos de calcio eran dos veces más propensas a tener los síntomas que las que consumían menos calcio.

FUENTE: European Urology, online 15 de marzo del 2011