Lunes, 25 de Abril de 2011

Wikileaks tuvo que adelantar la publicación por una filtración

Los dos diarios que han cortado relaciones con Wikileaks consiguieron los documentos por su cuenta

IÑIGO SÁENZ DE UGARTE ·25/04/2011 - 18:05h

En la noche del domingo, Wikileaks anunció en Twitter que su web estaría sin actualizar durante una semana. Dos horas después, tuvo que ponerse otra vez en funcionamiento. Se había enterado de que The New York Times y The Guardian iban a comenzar a publicar los expedientes de los presos de Guantánamo.

Wikileaks rompió su relación con ambos diarios molesta con la cobertura que estaban haciendo sobre la denuncia de abusos sexuales contra Julian Assange en Suecia. La publicación de los documentos de Guantánamo estaba pactada con otros medios de comunicación, pero no se iba a producir hasta que Wikileaks diera luz verde.

Pero The New York Times tuvo acceso a estos informes gracias a una “fuente anónima”, que sólo puede ser una persona que trabaja o ha trabajado en Wikileaks, y los entregó a The Guardian y a la radio pública norteamericana.

“No estamos sujetos a ningún embargo”, defiende 'The New York Times'

“Wikileaks no es nuestra fuente”, ha dicho el director del diario de Nueva York, Bill Keller. “No estamos sujetos a ningún embargo”.

En los últimos meses, Wikileaks había entablado contactos con otros medios norteamericanos, como The Washington Post y los periódicos de la cadena McClatchy, que recibieron los documentos de Guantánamo a finales de marzo.

Los periódicos de McClatchy fueron los únicos que cuestionaron las razones de la invasión de Irak en 2003, y eran por tanto un socio adecuado para Wikileaks. Sin embargo, en el Reino Unido decidió pactar con el diario conservador Daily Telegraph, una vez que la relación con The Guardian quedó rota, incluso con la amenaza de Wikileaks de demandar al diario británico.

Noticias Relacionadas