Lunes, 25 de Abril de 2011

La tripulación impide que un hombre secuestre un avión en un vuelo París-Roma

EFE ·25/04/2011 - 09:59h

EFE - Foto de archivo tomada el 20 de mayo de 2008 de un avión Airbus 340 en el aeropuerto Fiumicino de Roma (Italia). EFE/Archivo

Un kazajo, que trabaja en la UNESCO en París, pretendió secuestrar un avión de Alitalia que se dirigía desde la capital francesa a Roma, pero fue inmovilizado gracias a la rápida acción de la tripulación y el aparato aterrizó con normalidad en el aeropuerto de Fiumicino.

El hecho, informaron hoy los medios locales, ocurrió en el vuelo Alitalia AZ329, que partió de París a últimas horas de ayer con destino Roma con 131 pasajeros.

Un viajero, Valery Tolmachev, de 48 años, con señales de estar perturbado, se levantó de su asiento y mientras reía de manera convulsiva, inmovilizó a una azafata con la lima de un corta uñas de 10 centímetros.

La azafata, con calma, le pidió que la llevara hasta la zona de la cabina del piloto, mientras el hombre, al parecer, pedía que el vuelo fuera desviado hacia Trípoli.

En cuestión de segundos, cuatro miembros de la tripulación y algunos viajeros se abalanzaron sobre el kazajo, inmovilizándole, y liberando a la azafata.

Un médico que viajaba en el avión le puso un calmante y quedó sedado, así hasta que el avión aterrizó en el aeropuerto romano de Fiumicino, pasadas las diez de la noche.

Según contó uno de estos, Stephanie, a los medios locales, la acción fue tan rápida, que prácticamente nadie se dio cuenta de lo ocurrido.

Un vez en Roma, el kazajo, sin antecedentes penales, casado, con dos hijos y que nunca había estado en Italia, fue llevado a las dependencia policiales del aeropuerto, donde fue interrogado. También fueron interrogados los pasajeros.

Fuentes policiales italianas informaron hoy de que queda excluida "cualquier pista terrorista" y cualquier relación del kazajo con residentes en Italia.

El hombre, al parecer, en estado de confusión, no supo explicar su gesto. Al parecer, en los últimos meses ha sufrido estados depresivos.

Tras ser acusado de secuestro de persona (la azafata) e intento de secuestro de avión, el kazajo fue trasladado a primeras horas de hoy a la cárcel de Civitavecchia, a unos 70 kilómetros al norte de Roma.

La azafata, por su parte, llevada al centro de primeros auxilios del aeropuerto de Fiumicino, se encuentra bien y sólo sufrió una leve herida en el cuello.